El BCRA dejó la tasa quieta y espera un buen mes de mayo

La tasa se mantuvo inaleterada por tercera ocasión consecutiva y sigue en 26,25%

 

El BCRA se manejó en línea con lo que esperaba la mayoría de los analistas y dejó quieta la tasa de interés de política monetaria, es decir la del centro del corredor de pases a 7 días, en 26,25%, punto en el que sigue quieta desde la suba del 11 de abril pasado. Es decir: la dejó inmóvil por tercera vez consecutiva. Además aclaró que los datos de inflación de alta frecuencia de mayo vienen mostrando unas variaciones nuevamente en línea con el sendero de desinflación deseado.

 

La anterior decisión de política monetaria del BCRA se había dado el martes 9 de mayo, justo un día antes de que el Indec publicara la altísima inflación de abril. Cabía preguntarse qué iba a hacer en su primera presentación después de ese 2,6% de la general y 2,3% de la núcleo. De hecho, hasta los analistas más convencidos de que iba a mantener la tasa reconocían dudas al respecto.

 

Es el caso de Federico Furiase, economista de Estudio Bein, que viene insistiendo en que el BCRA dejará quieta la de los pases a 7 días, a la espera de que finalmente la Ciudad confirme la quita del tributo de Ingresos Brutos que pesa sobre ellos, que reconoció que esta vez cabía esperar una subida. Hasta que esa quita ocurra en los hechos, “seguirá el desagote de pases hacia las Lebac”, afirmó Furiase. Por ahora las Letras siguen siendo más atractivas.

 

Variables

 

La autoridad monetaria mira la inflación observada y la esperada para decidir la política monetaria. Ninguna de ambas le viene dando señales de que estén alineadas con las exageradamente altas metas de 12-17% que se planteó para el IPC GBA (a partir de junio empalmando con el Nacional). El pésimo IPC de abril se sumó a la inflación esperada por los más de cincuenta analistas que participan del Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que realiza el mismo BCRA, que llegó a 21,4% según el promedio de esa encuesta. Por encima de las metas.

 

Otro dato que mira de manera constante para la toma de decisiones es, tal como señala en cada uno de sus comunicados de política monetaria, el de los IPC de alta frecuencia. En ese sentido, el comunicado publicado ayer retomó la senda del optimismo, tras los malos datos previos: “Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA sugieren que en mayo la economía ha retomado el proceso de desinflación”.

 

La actual

 

En ese sentido se cuenta con algunos datos: Elypsis, consultora a la que van mirando todos para ir anticipando la inflación del mes que corre, viene previendo una de 1,7% o 1,8% para mayo, según le contó Gabriel Zelpo a El Economista, tras dos semanas de aceleración al comenzar el mes y una tercera que aflojó mucho. PriceStats al 19 de mayo venía mostrando una de 1,69% en los últimos treinta días.

 

Con todo, lo que se observa es que la inflación de alta frecuencia de mayo daría, sí, señales de desaceleración alentadoras, pero aun lejos de lo que se necesita para lograr cumplir las mentadas metas de 12-17% para este año.  De esa forma “el rimo de inflación de mayo sigue bien por arriba del sendero consistente con cota superior de meta de 17%”, afirmó Furiase.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *