Argentina escala en calidad institucional

“Parecería que comienza a revertirse una tendencia a la caída, y que esa mejora no sería circunstancial”, dijo Martín Krause

 

Después de varios años consecutivos de caída, Argentina recuperó cuatro puestos en el Indice de Calidad Institucional (ICI) en 2017. La medición es elaborada por el académico Martín Krause (foto) para Libertad y Progreso en base a ocho indicadores mundiales que miden seguridad jurídica (Rule of Law), voz y rendición de cuentas, libertad de prensa, percepción de corrupción (Transparency International), competitividad global y libertad económica (Heritage y Fraser) y facilidad para hacer negocios (Doing Business del Banco Mundial).

 

“El dato no es menor, teniendo en cuenta que este mismo índice y hasta el año pasado Argentina era el segundo país que más calidad institucional había destruido en el mundo, cargando con una caída de 94 lugares en 20 años, triste récord sólo superado por Bolivia, que cayó 105 puestos”, sostienen desde Libertad y Progreso.

 

El índice 2017, que se elabora con apoyo de la Fundación Naumann y la Red Liberal de América Latina (Relial), indica que 6 de los 8 indicadores internacionales que lo componen han mejorado para el caso argentino: el país escaló 8 posiciones en Rule of Law, 12 en Percepción de Corrupción (lo que significa que Argentina es percibido como un país menos corrupto desde el cambio de Gobierno) , 5 en el Doing Business, 3 puestos en los de libertad de prensa y en competitividad y una en voz y rendición de cuentas.

 

“Parecería que Argentina comienza a revertir una tendencia a la caída, y que esta mejora no sería circunstancial, sino un primer paso en una tendencia de mejora que podría afirmarse en el futuro. De hecho, la mejora no captura todavía todos los cambios que han ocurrido en el país durante 2016, los que comenzarán seguramente a notarse más el próximo año, dada la demora con que los datos básicos del ICI se producen”, explicó Krause.

 

Abrirse es mejor

 

La edición 2017 del ICI muestra la influencia benéfica del comercio internacional en la calidad de las instituciones, indican desde Libertado y Progreso. En rigor, Krause demuestra que hay una correlación directa entre apertura comercial (medida en la categoría libertad de comercio del Indice de Libertad Económica de Heritage) y buena calidad de instituciones, así como la relación entre países de mala calidad de instituciones y la existencia de barreras y trabas para el comercio exterior. “Los países de mayor apertura comercial son los  de mayor calidad institucional porque esa apertura limita la discrecionalidad de los gobernantes, reduce las presiones para obtener privilegios y empodera a los consumidores”, explicó Krause.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *