“Vamos a crecer entre 10% y 12%”

“Se está tratando de que los insumos estratégicos no tengan aumentos que no sean los estrictamente indispensables”, explicó Gustavo Weiss

 

Entrevista a Gustavo Weiss presidente de la Cámara Argentina de la Construcción

 

La industria de la construcción vive un momento de entusiasmo como no se observaba desde hacía tiempo. El acuerdo de competitividad sectorial firmado hace dos semanas, cambió radicalmente las perspectivas aunque, claro está, todavía no se ve una reactivación de la construcción privada. En diálogo con El Economista, Gustavo Weiss, titular de la Cámara Argentina de la Construcción, señaló que la industria apuesta a los créditos a largo plazo con cláusula UVA o UVI, y aseguró que “se trabaja para bajar el costo de la construcción”.

 

¿Qué cambió en la industria de la construcción con la firma del acuerdo sectorial?

El acuerdo general que anunció el Presidente tiene como centro el desarrollo de la vivienda de clase media, con créditos hipotecarios de largo plazo, ajustables con UVAs, con UVIs. Es lo que venimos pregonando hace muchísimo tiempo en el sentido de que hay un vasto sector de la población que si uno le da plazo puede pagar perfectamente una cuota y comprar su propia vivienda, éste es el corazón del acuerdo.

Alrededor de eso se está hablando de distintas cosas para mejorarlo, básicamente desde el punto de vista de bajar el costo de la construcción. Obviamente, si el precio final de la vivienda es menor, además del plazo, la cuota va a ser menor. Eso va a permitir que más gente pueda acceder a la vivienda. Éste es proceso permanente en el tiempo, en el que tiene que ver las charlas con la UOCRA, tiene que ver con beneficios impositivos como la reducción de la alícuota de Ingresos Brutos, de Impuesto a los Sellos, ajustes por inflación en el terreno, en fin.

Son una serie de medidas que se van a ir dando en el tiempo, no es que vamos a aumentar la productividad de la mano de obra de un día para otro. El jueves que viene tenemos una nueva reunión convocada por el ministro y se volverán a tratar aquellos temas que requieren sintonía fina e ir siguiéndolos para que finalmente se concreten en medidas ciertas.

 

¿Ya hay algún compromiso para reducir el costo de insumos para la construcción?

Una de las cosas de las que se está hablando en el ámbito del Ministerio de la Producción es tratar de que aquellos insumos que son estratégicos no tengan aumentos que no sean los estrictamente indispensables. Esto sería para cemento, hierro, acero, aluminio, madera, aquellos insumos que son los más importantes en el costo. Esto el Ministerio de la Producción lo está empezando a ver con las empresas fabricantes.

 

¿Se está barajando algún número de reducción de insumos?

No, por ahora no. En realidad, en una economía inflacionaria como la argentina habría que tratar, no tanto que baje mucho, sino que no suban. Independientemente de la inflación, también hay que evitar que ante la mayor demanda de materiales los precios aumenten por un tema de oferta y demanda.

 

¿Cree que este plan, a diferencia de otros intentos, tiene posibilidades de éxito?

Absoluta y categóricamente. No tengo ninguna duda de que esto es un antes y un después en el desarrollo de vivienda para la clase media. Aún cuando todas las medidas que mencionamos para bajar el precio de la vivienda no se concreten, aún así se van a construir muchas viviendas para clase media porque hay gente que puede pagar una cuota accesible.

 

¿El punto crítico para las empresas es lograr un reducción de impuestos?

Sin duda, la cuestión tributaria afecta los costos, carga mucho la cuota final, es una de las tantas cosas que hay que tratar de solucionar.

 

Después de la caída de la actividad del año pasado, ¿qué previsiones hay para 2017?

El año pasado cerró con -12% pero eso ya se está revirtiendo, está tirando mucho la obra pública, un poco más tranquila está la obra privada. En febrero en vez de -12% interanual estuvimos en -3,5%, ya recuperamos bastante y vamos a seguir recuperando este año, no tengo ninguna duda. Creo que en el año vamos a crecer 10 y 12%.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *