Una oportunidad para sumarse al carry en pesos

“En la licitación de este martes, quizá o más aconsejable sea extenderse en el plazo e ir al tramo medio de la curva”, afirma Matías Daghero

 

Esta semana el BCRA estará efectuando una nueva licitación de Lebac en su formato mensual que viene utilizando desde febrero de este año, habiendo dado ya una serie de anticipos en torno a qué movimiento esperar en las tasas de interés y un cambio en la tendencia de las mismas.

 

Luego de que Federico Sturzenegger, presidente del BCRA, sostuviera que la reciente suba en la inflación llevaría a una política monetaria más estricta, la entidad que preside subió la semana pasada la tasa de pases a 26,25% (desde los 24,75% en los que se ubicaba desde noviembre), representando un gran cambio en la política que venía sosteniendo. Por otra parte, este movimiento de suba en las tasas de interés también se observó en el mercado secundario de Lebac, que las llevó a cotizar con una tasa de hasta 24% (frente a los 22,25% de la licitación de marzo).

 

Dados estos antecedentes, es de esperar que en la licitación de mañana martes el BCRA modifique su política de reducción de tasas que comenzara a principios de mayo de 2016, subiendo por primera vez en casi un año la tasa de las Lebacs.

 

La suba en la inflación núcleo en el último mes hace que este accionar sea casi de manual en la política que viene aplicando el BCRA, aunque cada vez haya más evidencias de que si el Ministerio de Hacienda no se suma a la batalla antiinflacionaria con una reducción del déficit fiscal no se podrá tener éxito en la reducción definitiva de la inflación. No sólo en el fútbol pasa que aún con Messi se puede quedar fuera de la clasificación a un Mundial si no se lo sabe acompañar. En todas las áreas es importante el trabajo en equipo.

 

Si miramos el desempeño que han tenido hasta aquí las Lebac en el año, el mismo puede ser considerado extraordinario o que apenas sirvió para mantener el poder adquisitivo del capital, según como se lo mire.

 

En primer lugar, si medimos su rendimiento en dólares, la caída de la divisa norteamericana (4,7% en el año) sumada a la alta tasa en pesos que otorga de rendimiento, ha hecho que las Lebac otorgarán un rendimiento medido en dólares de 11,42% en lo que llevamos del año. Este número supera ampliamente al rendimiento de todo el año de cualquier bono en dólares argentino (por citar al más largo de ellos, el Bonar 2046, que rinde 7,27% anual). Frente a esto, gran cantidad de inversores internacionales han abierto cuentas comitentes para disfrutar los altos retornos del carry trade argentino.

 

Sin embargo, si el análisis es realizado en torno a la tasa real (es decir, el rendimiento luego de descontar el impacto de la inflación) de las Lebacs, en este caso el rendimiento se convierte en levemente negativo. En el primer trimestre del año la inflación acumulada fue del 6,1% según el Indec, mientras que en idéntico período las Lebacs han tenido un rendimiento del 5,95%. De cara a esta nueva licitación, con un dólar que se espera continúe planchado por los próximos meses y una suba de tasas en puerta, las Lebac recuperan su brillo y se convierten en un miembro obligado en todas las carteras de inversión.

 

En la licitación de este martes, quizá lo más aconsejable sea extenderse en el plazo e ir al tramo medio de la curva, para los plazos de 63 y 91 días, ya que probablemente en mayo se vea una nueva reducción en las tasas y no se espera que el billete retome su senda alcista hasta antes de agosto, por lo que de esta manera se podría asegurar una alta tasa en pesos (y en dólares) por un plazo más prolongado de tiempo.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *