El FMI y el BM atacan al proteccionismo

Los organismos internacionales destacan la importancia d elcomercio internacional y el papel que desempeña la OMC

 

El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la Organización Mundial de Comercio elaboraron un documento para ser presentado ante el G 20 en el cual defienden las políticas destinadas a favorecer la expansión del comercio global. En los organismos multilaterales hay preocupación por las decisiones que pueda tomar el gobierno de Washington pero los especialistas advierten sobre el crecimiento de las barreras no arancelarias en todo el mundo. El titular de la OMC, Roberto Azevedo, advirtió sobre los riesgos del unilateralismo. Antes de las elecciones presidenciales de Estados Unidos se había hecho un llamado similar al cual, evidentemente, el electorado, no le prestó mucha atención.

 

De todas maneras, hay sectores en todos los países que no ven los beneficios de una mayor liberalización comercial al cual se le atribuye efectos negativos sobre el empleo y la producción local. La irrupción de China en el escenario global multiplicó esas preocupaciones.

 

Cambio de época

 

La OMC reconoce el aporte de los acuerdos entre países pero defiende las ventajas de los acuerdos multilaterales y de las reglas de juego globales a las cuales todos los actores deben ajustarse. De todas maneras, la época de expansión de los acuerdos comerciales bilaterales o que incluyan a varios países, ya pasó. En la actualidad se firman muchos menos tratados que en la época previa a la crisis desatada en 2008 y el porcentaje del comercio mundial sobre el producto global está bajando en los últimos tiempos. Los veinte años previos a la crisis fueron de gran expansión del comercio por la confluencia de varios factores como el fin de la Guerra Fría, la consolidación de la Unión Europea y la irrupción de China. Pero ese dinamismo se perdió y el ciclo comenzó a revertirse. Entre 2011 y 2015 el valor de las mercaderías exportadas bajó 10% y en este descenso a pérdida de dinamismo de Europa tuvo un papel preponderante. Pero no es la primera vez que ocurre en la historia. Hubo otras etapas expansivas seguidas como la que fue de 1950 a 1973 seguidas por retracciones como la de 1973 a 1988.

 

La causa de un mayor comercio global tiene argumentos económicos para ser defendida. Pero el escenario político es ahora más complejo dado que los países desarrollados hay grupos que entienden que la globalización les dio poco y les quitó mucho. Un emergente de esa visión es Donald Trump cuyo triunfo provocó que el gobierno de Estados Unidos, que fue el país que lideró el proceso de liberalización económica de la posguerra, tenga ahora un retórica proteccionista. A su vez, China pugna por ser reconocida como economía de mercado lo cual no es aceptado por muchos países. La recuperación de la dinámica comercial llevará tiempo, y hasta los organismos que exaltan sus beneficios, advierten sobre la necesidad de adecuar las reglas de juego para limitar las consecuencias que pueden tener sobre la producción y el empleo en algunos países.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *