China creció 6,9%

Una buena noticia en materia de economía para los países emergentes

 

La economía de China creció 6,9% en el primer trimestre del año superando los pronósticos de los analistas. La construcción, las exportaciones, la inversión en infraestructura y las ventas minosristas fueron el motor de ese desempeño. En 2016 China aportó un tercio del crecimiento global y todo indica que este año su contribución será similar. Por otra parte, la tasa de inflación se mantiene muy baja con lo cual la situación es muy positiva y fortalece la posición del Gobierno que se había fijado una meta de crecimiento para este año superior al 6,5%.

 

Tendencia

 

Un dato significativo es que el PIB de China creció entre 6,5% y 7,2% durante los últimos once trimestres. China está en pleno proceso de transformación estructural apuntando a que su economía no dependa tanto de la industria y las exportaciones y aumente la participación de los servicios y del mercado interno. De todas maneras, la producción industrial subió 7,6% en marzo sorprendiendo a los analistas que esperaban una tasa menor. Pero algunos economistas advierten que detrás de esos números está la mano del Estados ya que la inversión pública y el crédito subsidiado tuvieron mucha importancia.

 

Para los países emergentes es una buena noticia el fortalecimiento de China porque asegura demanda para las materias primas y un piso para sus cotizaciones. También es una buena noticia para los vecinos de China dado que el comercio regional es muy fuerte y permitió, por ejemplo, que países como Australia no hayan tenido una recesión en los últimos veinticinco años.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *