Bajan las naftas y lanzan una app de control

Las empresas cumplirán con lo que acordaron el año pasado con el Gobierno y disminuirán de 0,1% a 0,65% los combustibles

 

El Ministerio de Energía y Minería presentó esta semana una aplicación para celulares que dará la posibilidad a los consumidores de conocer los precios en surtidor de las naftas, el gas-oil y el GNC de las estaciones de servicio de todo el país. “Precios en Surtidor”, como se llama la aplicación, servirá además para fomentar la competencia entre los estacioneros e intentar que unifiquen los precios que cobran por el mismo combustible.

 

El lanzamiento de la iniciativa se da en el medio de una baja de naftas de entre 0,1% y 0,2% y una de entre 2,5% y 2,65% en el gas-oil que comenzaría a regir esta madrugada, según pudo saber El Economista de distintas fuentes del sector. Así, el precio de la nafta super de YPF se iría de $ 18,45 a $ 18,43; la Infinia, de $ 20,85 a $ 20,83; el diésel, de $ 16,78 a $ 16,34; y la Infinia diésel, de $ 19,28 a $ 18,78. Otro tanto sucederá en las estaciones de servicio de las demás compañías.

 

Por medio de la aplicación “Precios en Surtidor”, que estará disponible tanto para celulares con sistema operativo Android como para iOS, los usuarios podrán conocer los precios vigentes en surtidor de las naftas, el gas-oil y el GNC en todas las diferentes estaciones de servicio, que deberán informar cualquier cambio en esos valores en un plazo no mayor a ocho horas a partir de producida la variación, so pena de ser sancionados. En caso de que haya discrepancias entre los precios declarados en el sistema y los precios reales, además, los usuarios podrán denunciarlo a través de la aplicación.

 

Durante la presentación de la aplicación, el subsecretario de Escenarios y Evaluación de Proyectos, Mauricio Roitman, enmarcó el lanzamiento de la iniciativa en la búsqueda por parte del Gobierno de “incentivar la competencia en el sector” y “brindar una herramienta al consumidor para elegir mejor y fomentar la innovación, introduciendo digitalización en el mercado energético a partir de los datos abiertos”.

 

De esta manera, el Gobierno fomentar la competencia entre las empresas que participan del upstream y hacer que cumplan con la baja pautada en el marco de un acuerdo firmado en enero para avanzar en la convergencia a precios internacionales de los precios de la energía. En aquella oportunidad, las compañías y el Gobierno acordaron calcular el valor que deberían tener los combustibles cada trimestre de acuerdo a la cotización internacional del crudo, el tipo de cambio y el precio de los biocombustibles, entre otras variables. En esta oportunidad, según los cálculos del Ministerio de Energía y Minería, los precios debían bajar 0,1% y 2,6% para naftas y gasoil.

 

La visión de los estacioneros

 

Al lanzarse el Sistema en línea de precios de combustibles, las cámaras de expendedores habían cuestionado que el plazo para subir la información a la aplicación era corto, así como también que las sanciones para quienes no lo hicieran en el espacio de ocho horas eran demasiado severas.

 

En diálogo con este medio, el presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA), Carlos Gold, ratificó ayer las críticas a la resolución y sostuvo que “no se modificó nada” desde entonces, a pesar de los reclamos. “Vamos a insistir en que se logre un plazo un poco mayor y creo que siguen siendo exageradas las sanciones”, señaló, aunque aclaró que la aplicación para la suba de datos por parte de los estacioneros es “muy ágil” con lo cual, podrán hacerlo en ese plazo y “cumplimentar” con lo dispuesto por el Ministerio de Energía y Minería.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *