Macri encabezó la firma del Acuerdo Federal de Energía

El Presidente dijo que hubo “años de improvisación, de mentiras, de ocultamiento, de falta de control, y de falta de una visión de largo plazo”

 

Mauricio Macri encabezó hoy la firma del Acuerdo Federal de Energía, que compromete a la Nación y las provincias a generar políticas de Estado que permitan garantizar el abastecimiento seguro y pleno de energía. El Presidente sostuvo que a partir de este consenso Argentina va a estar en condiciones de “restablecer los equilibrios que habíamos perdido” en materia energética para poder “proyectar el crecimiento del país en términos de largo plazo”.

 

“Son muchos los desafíos que tenemos por delante, pero sigamos  apostando al trabajo conjunto, porque vamos en la dirección correcta”, dijo Macri al hablar durante el acto celebrado este mediodía en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

 

Macri estuvo acompañado en la oportunidad por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren. También participaron del evento los gobernadores de Chaco, Domingo Peppo; de Chubut, Mario Das Neves; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Jujuy, Gerardo Morales; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Alberto Weretilneck; de San Juan, Sergio Uñac; de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y de Tierra del Fuego, Roxana Bertone.

 

 

El acuerdo suscripto sienta las bases para poner en marcha un Plan Energético Estratégico y crea un Consejo Federal de Energía que funcionará como órgano consultivo con participación de la Nación, las provincias y las comisiones de Energía del Congreso. El acuerdo compromete a las partes a coordinar y ejecutar políticas que permitan consolidar un sector energético confiable, inclusivo, competitivo y ambientalmente sostenible.

 

Macri consideró que a partir de “construir desde la verdad” es que “transmitimos a la sociedad un diagnóstico claro de lo que habíamos recibido” en él área energética: “Años de improvisación, de mentiras, de ocultamiento, de falta de control,  y de falta de una visión de  largo plazo”, subrayó.

 

Pero remarcó que “por suerte los argentinos somos capaces de reaccionar en tiempos y en formas que al mundo lo siguen sorprendiendo” y resaltó que “en este año y medio que llevamos trabajando han pasado muchas cosas positivas que demuestran que ahora sí vamos por el camino correcto”.

 

Afirmó que “este año logramos bajar los cortes” en el suministro de energía en un 45%. “Todavía falta muchísimo porque no se sale de más de una década de una política errada en tan solo algunos meses. Pero vamos en el camino correcto”, expresó.

 

“Vamos en el camino de apostar a la inversión partir de este Acuerdo Federal Energético y de crear confianza”, aseveró. Puso como ejemplo en ese sentido la buena respuesta que obtuvo el país en las licitaciones internacionales al señalar que “hemos recibido prácticamente siete veces más ofertas que las que habíamos demandado, tanto para (energías) renovables como para térmicas”. Aseguró que “esas inversiones ya están en marcha y van a producir un resultado maravilloso”.

 

Respecto del trabajo del Gobierno en relación al cambio climático, dijo que “estamos saltando del 2% de nuestra matriz energética abastecida por energías renovables al 9% para finales de 2018”.

 

Agregó que la transformación energética del país se expresa, además, en el hecho de que “provincias que no participaban en la generación y en el aumento de la oferta, hoy van a ser grandes protagonistas, como es el caso de Jujuy” a partir de los paneles solares.

 

Mencionó también los proyectos de energía eólica y de biomasa que se desarrollan en distintas provincias y que “también ayudan enormemente a equilibrar las economías regionales”.

 

En tanto, el ministro Aranguren señaló que “la política energética de nuestro país requiere de un debate amplio y de consensos básicos para su desarrollo e implementación como verdadera política de Estado que trascienda las distintas administraciones”.

 

“El Acuerdo firmado hoy es el marco para que ello ocurra y el Consejo Federal integrado por representantes de todas las provincias, de la ciudad de Buenos Aires  y de las comisiones de Energía de las Cámaras de Senadores y Diputados de la Nación será el instrumento para lograrlo”, apuntó.

 

El Acuerdo consta de 10 cláusulas fundamentales, entre las cuales sobresalen las que apuntan, según el Gobierno, a diversificar la matriz energética a través del incremento de la participación de energías limpias y renovables, el desarrollo y utilización de biocombustibles y de la energía nuclear, junto a sus tecnologías asociadas, y la tarifa social.

 

Se pondrá en marcha un Plan Energético Estratégico con participación del Consejo y áreas de consulta a otros protagonistas de la actividad, en cuyo marco se incluirán criterios de eficiencia, diversificación, integración regional, desarrollo sostenible y seguridad energética. Con el objetivo de que el país alcance el autoabastecimiento, el Gobierno declaró hace un año la emergencia eléctrica e inició un proceso de adecuación tarifaria y de inversiones para normalizar la situación.

 

El Consejo Federal de Energía tendrá las facultades necesarias para presentar propuestas para el desarrollo del sector y estará presidido por el Ministerio de Energía. Las tareas de coordinación a su cargo incluyen la armonización de los criterios regulatorios y tarifarios, la definición de niveles de calidad para los servicios y el intercambio de información para mejorar la operatividad del sistema.

 

Otra de las cláusulas hace referencia al cambio climático, en cuyo marco se impulsarán medidas para que la actividad considere el cuidado del medio ambiente en sintonía con el compromiso internacional de la Argentina con el Acuerdo de París COP 21.

 

En cuanto a los hidrocarburos, el Gobierno coordinará e impulsará la política nacional en materia de exploración y explotación, en coordinación con las provincias. Además, buscará generar seguridad jurídica para las inversiones a través de licitaciones abiertas, transparentes y competitivas y se  desarrollará una política de tarifas y precios previsibles y estables que aseguren la calidad en la prestación del servicio.

 

Remarca que se mantendrá una tarifa social para los sectores más vulnerables y que los precios deberán retribuir los costos económicos de los bienes y servicios. También se llevarán a cabo programas y políticas de ahorro y eficiencia energética, a la vez que se fomentará la utilización de tecnologías y de buenas prácticas que promuevan el ahorro en el consumo en hogares, comercios, industrias y transporte.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *