Wall Stret, con Trump

La Casa Blanca, que cree posible un crecimiento del PIB suprior al 3%. Por el otro, la Fed mantuvo su pronóstico de crecimiento en torno al 2%. La Reserva Federal es más cauta con relación al crecimiento.

Donald Trump

 

Parece haber coincidencia en que la economía está comenzando una etapa de mayor crecimiento. Es lo que se desprende de la reacción de los mercados financieros luego de la suba de tasas por parte de la Reserva Federal dado que casi todas las Bolsas del mundo mejoraron pese a que los libros indican que debe ocurrir lo contrario porque se encarece el costo de endeudamiento de las empresas.

 

Dos lecturas

 

De todas maneras, en Estados Unidos coexisten dos visiones. Por un lado, la de la Casa Blanca, que cree posible un crecimiento del PIB suprior al 3%. Por el otro, la Fed, que pese a haber subido la tasa, mantuvo su pronóstico de crecimiento en torno al 2% para los próximos años. Está lejos de compartir la euforia que se desató en Wall Street desde las elecciones presidenciales de noviembre.

 

La clave de la diferencia está en la política fiscal porque el Gobierno cree que logrará acuerdos en el Congreso para aprobar una reducción de impuestos y la puesta en marcha de un ambicioso plan de infraestructura que le den un fuerte impulso a la economía. La Fed es más escéptica sobre los avances que puedan lograrse en ese plano y por eso cree que la economía crecerá a tasas similares a la de los últimos años.

 

Los hechos, hasta ahora, le dan la razón a Janet Yellen porque no hubo avances significativos en el Capitolio. Pero en los mercados apuestan por Donald Trump y consideran que habrá más crecimiento y que eso valorizará a todos los activos.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *