Hay viento de cola todavía, pero menos que en 2007-2015

Argentina depende del capital externo para financiar el déficit

FED

 

Hace unos días la Reserva Federal aumentó la tasa fed funds en 25 puntos básicos, confirmando las expectativas del mercado de quese avecinauna política monetaria más restrictiva. ¿Cómo afectará esta decisión a la economía argentina?

 

La suba abrupta y sorpresiva de la fed funds siempre ha tenido un impacto negativo sobre los mercados emergentes. Baste como ejemplo recordar lo que ocurrió en 1979-1980 y 1994. En este caso, el impacto ha sido menor por dos razones: primero, el ciclo alcista recién comienza (comenzó en diciembre del año pasado), y segundo, era anticipado por los inversores.

 

Los economistas generalmente incluyen a la tasa fed funds en un grupo de variables clave que facilitan o empujan el flujo de capitales hacia los mercados emergentes (“push factors”). Este grupo también incluye la volatilidad esperada del índice S&P 500 (medida por el índice VIX), la tasa del bono a 10 años del Tesoro norteamericano, la pendiente de la curva de rendimientos del Tesoro norteamericano y el apetito de los inversores por bonos y acciones de mercados emergentes. Todas estas variables pueden ser observadas diariamente en los mercados y básicamente nos dan una idea dela receptividad de los inversores internacionales a financiar a empresas y gobiernos de países como la Argentina.

 

Es decir, este grupo de variables es un componente importante de lo que usualmente llamamos“viento de cola”. En el caso de la Argentina, hay otro componente importante: los precios de los commodities agrícolas que generan directa o indirectamente más de la mitad de los ingresos de dólares por exportaciones. Argentina es un exportador neto de estos commodities y un importador neto de capitales. Un fuerte viento de cola contribuye al crecimiento de la economía argentina. Lamentablemente, nuestros gobiernos en vez de aprovechar un contexto externo favorable para resolver los problemas estructurales que frenan nuestro crecimiento, optan por el derroche y profundizan esos problemas. Este es un tema complejo al que le dediqué varios capítulos de mi libro “Entrampados en la farsa. El populismo y la decadencia argentina”.

 

Vientos y números

 

Volviendo a la decisión de la Fed de subir las tasas, la pregunta obvia es si hay viento de cola o viento en contra. Una manera de responder es con el índice TWIN que publica mensualmente la UCEMA. Básicamente este índice resume en un número una serie de variables indicativas de la existencia de viento de cola o viento en contra, tanto en el mercado de commodities como en el mercado financiero internacional. El índice TWIN tiene dos componentes o sub-índices que tienen la mismaponderación: AGRO y FREM. El primero mide la evolución de los precios de los commodities agrícolas mientras que el segundo la situación en los mercados financieros globales (es decir, incluye todas aquella variables que se consideran push factors, como la tasa fed funds). El índice TWIN no sólo nos permite evaluar hasta que punto hay viento de cola sino tambiénhasta que punto la política económica adoptada por el gobierno aprovecha o desaprovecha un contexto internacional favorable.

 

¿Qué dice el índice TWIN? Por ahora, la decisión de la Fed no ha tenido mucho impacto. El valor del índice para febrero de 2017 fue 139 (el índice toma el valor 100 para el año 2006). Para ponerlo en un contexto histórico más amplio, el valor promedio para la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner fue de 146 y para la segunda casi 175. En diciembre de 2015, cuando asumió Mauricio Macri, el TWIN alcanzó 125 y el valor más alto alcanzado desde entonces fue 140 en julio de 2016. Podríamos decir que todavía sopla viento de cola aunque con menor intensidad que en el período 2007-2015.

 

Además, hasta ahora todo parece indicar que bajo la presidencia de Donald Trump tanto las tasas de interés como el precio de los commodities agrícolas se muevan en una dirección menos favorable para la Argentina. En la medida que la Fed siga percibiendo un recalentamiento de la economía norteamericana seguirá aumentando la tasa fed funds (el mercado anticipa seis ajustes más de acá al 2019). La tasa de largo plazo también ha aumentado significativamente desde mediados del año pasado.

 

Históricamente, las tasas de interés y los precios de los commodities se han movido inversamente. Sin embargo, es prematuro hacer un pronóstico, ya que nadie tiene todavía muy claro cual será el impacto de las políticas de Trump (en parte porque no está muy claro cuáles son esas políticas).

 

Una posición vulnerable La que sí está claro es que Argentina está en una posición vulnerable, ya que depende del capital externo para financiar un déficit fiscal que oscila entre 4% y 5% del PIB y cuantiosas inversiones necesarias para modernizar su infraestructura. Por eso es imperativo lograr cuanto antes el equilibrio fiscal y avanzar con las reformas estructurales que permitirán a la economía crecer de manera sostenida.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *