SanCor debe presentar un plan de reestructuración

 

Tras la suspensión de las actividades dispuesta por San- Cor Cooperativas Unidas Ltda en cuatro de sus plantas y la cesantía de 500 trabajadores, finalmente intervino el Gobierno y urgió a la cooperativa a presentar a la brevedad un plan de reestructuración de la firma. Esta alternativa surgió tras la reunión que el Gobierno Nacional mantuvo con directivos de SanCor y Atilra, el gremio que agrupa a los trabajadores de la industria láctea.

 

Ambas partes fueron convocadas por el Ministerio de Agroindustria de la Nación, con la intervención de titular de la cartera, Ricardo Buryaile, quien estuvo acompañado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino. También tomaron parte de la mesa de diálogo el titular del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Marcelo Collomb; el presidente de SanCor, Gustavo Ferrero; y el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Industria Láctea (ATILRA), Héctor Ponce.

 

Según informó la agencia DyN, en base a fuentes que participaron del encuentro, en la compañía SanCor “aún no hay despidos” y por ello se pidió a la conducción de la cooperativa que propongan “a la brevedad” un “plan de acción”, con el fin reestructurar la compañía, si es que busca acceder a algún tipo de asistencia oficial.

 

Agenda de trabajo

 

Durante la reunión, los funcionarios gubernamentales y los representantes privados analizaron en detalle la difícil situación financiera que afecta a la compañía láctea, que da empleo a más de 4.000 trabajadores y arrastra un déficit cercano a los US$2.500 millones. Las autoridades nacionales acordaron con SanCor que para avanzar en cualquier tipo de medida o asistencia oficial, las partes debían tener en claro cuáles serían las acciones que va a poner en marcha la cooperativa láctea, orientadas a reestructurar su actividad.

 

Desde el Gobierno dejaron trascender que cualquier nuevo encuentro sólo tendría lugar una vez que los directivos de SanCor cumplan con la presentación requerida. Días pasados, el ministro de Producción, Francisco Cabrera, había manifestado la posición gubernamental, precisando que a SanCor se le había negado el aporte solicitado por $4.500 millones o cualquier otra asistencia, hasta tanto la cooperativa no ordene su plan de negocios.

 

Durante esta semana Cabrera también se refirió a los problemas que arrastra la compañía desde hace varios años y que le generaron un gran endeudamiento. “Sancor es una empresa grande con muchos problemas desde hace muchos años”, señaló el ministro y destacó que la compañía “se metió en un problema serio” cuando, durante la gestión kirchnerista, fue “un exportador importante de leche en polvo a Venezuela y Venezuela le dejó de pagar”. Además, el ministro de Producción aclaró que “la empresa amplió su estructura en forma desmesurada, no fue cuidadosa con sus costos”.

 

Por su parte, la compañía aclaró en un comunicado que “diferentes circunstancias vienen afectando en forma severa la actividad del sector lácteo nacional en general y la de SanCor en particular, entre las que se encuentran cuestiones de mercado (tanto el doméstico como el internacional); el clima adverso (con inundaciones que golpearon en forma recurrente las principales cuencas productivas); problemas de infraestructura, que impiden sobrellevar de mejor manera los contratiempos; y desfasajes en los costos que hacen al funcionamiento del sector”.

 

En este sentido, SanCor Cooperativas Unidas Ltda. asegura que “se encuentra trabajando en el desarrollo de divesas líneas de acción para afrontar de manera cabal los desafíos que se le presentan, en el proceso de reconversión y reestructuración iniciado tiempo atrás”. Mientras tanto, el tiempo corre y las urgencias se profundizan.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *