Proyectan nuevas subas para la soja

Si se logran las 56,5 millones de toneladas estimadas, el ciclo actual será el segundo mejor de los últimos dieciséis años

 

La campaña 2016/17 avanza con excelentes perspectivas para la soja, o al menos así lo consideró la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que en su último informe acerca del estado de los cultivos mantuvo su proyección de producción en 56,5 millones de toneladas, un número que, de concretarse, superaría en medio millón de toneladas al volumen acumulado durante el ciclo previo, y posicionaría al actual como el segundo mejor de los últimos dieciséis años. La cifra es optimista si se toma en cuenta que el productor decidió este año optar por la rotación de cultivos y volcarse al maíz y al girasol, las dos estrellas de esta temporada por encima del también ascendente trigo, gracias a las mejores condiciones del mercado tras la salida de las retenciones y de los cupos para exportar.

 

Lo cierto es que, entre otros puntos, los rendimientos de la oleaginosa mostraron óptimas condiciones que “superaron las expectativas relevadas durante las semanas previas” en los núcleos norte y sur, según indicó la entidad. Con más de 42 quintales por hectárea, es posible esperar aún más. “Si durante las próximas semanas se consolidan estos elevados promedios de rinde, nos veremos obligados e incrementar nuestra proyección de producción para el presente ciclo”,dijo.

 

No obstante, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) puso en duda las buenas expectativas para el grano más importante. “Surge el interrogante de si los rindes serán realmente tan buenos como se esperaban. Son muchos los técnicos que en el sur de Santa Fe comentan que estimaban más. Hasta el momento, los monitores de las cosechadoras revelan promedios de 40 quintales por hectárea, con picos de 55 al oeste de Córdoba, una de las mejores zonas”, explicó, al tiempo que señaló que “las malezas vuelven a ser un tema muy importante: en muchos lotes, las lluvias que no dieron tregua ni oportunidad de hacer controles, más aún en los que venían mal barbechados, será necesario echar mano del uso de desecantes antes de la cosecha”.

 

Clima en contra

 

Así las cosas, el relevamiento de la entidad porteña remarcó que el avance de la cosecha se dio esta semana “de forma aislada” en diferentes localidades del centro del área agrícola nacional. Si bien la recolección de lotes ya alcanzó el 2% de la superficie apta, la demora interanual es de 5,6 puntos porcentuales, y de 2,5 puntos porcentuales en comparación con el promedio de las cinco campañas anteriores.

 

La razón tiene que ver, efectivamente, con el clima, dado que hay sectores que presentan excesos hídricos, mientras que otros atraviesan una importante sequía, como es el caso de varias localidades de Córdoba. “Es importante destacar que durante los días previos se registraron abundantes precipitaciones en amplios sectores de La Pampa y el oeste de Buenos Aires, los que podrían sumar pérdidas de área a las ya cuantificadas durante el transcurso del presente ciclo”, advirtió el informe, en tanto que anticipó que para los próximos días se prevé el paso de un frente de tormenta que aportaría intensas lluvias sobre el oeste y centro productivo, lo que podría agravar aún más la situación.

 

En el caso de la zona núcleo, la BCR hizo hincapié en las precipitaciones del jueves, que afectaron la franja oeste. “Maria Teresa recibió 80 milímetros, y la zona comprendida entre Rufino, General Pinto y General Villegas registró entre 36 y 40 milímetros”, detalló, y subrayó la posibilidad de nuevos temporales para la semana que viene. “Las serias amenazas de lluvias vuelven a agitar el fantasma de los severos problemas de cosecha del año pasado”, concluyó.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *