Prevén más bajas para las commodities agrícolas

La excesiva oferta de granos, el fortalecimiento del dólar y la baja del petróleo ejercen presión sobre los futuros.

Campo agro semilla cosecha maquina

 

El año no arrancó de la mejor manera en los mercados granarios, que desde hace tiempo que arrastran importantes retrocesos en todos los productos. Así lo destacó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que señaló que “la baja del petróleo, el relativo fortalecimiento que ha tenido el dólar americano en el mundo desde mediados del año pasado y el descontado repunte de la tasa de interés de referencia del Tesoro norteamericano” contribuyeron al debilitamiento de las commodities, algo que ya se empezó a notar en 2016, cuando las perspectivas de una cosecha récord en los Estados Unidos empujó los precios a la baja en Chicago. Ahora, en lo que va de marzo, acumulan una caída del 4%.

 

En la plaza local, el escenario es similar, debido a que se ve influenciado por los descensos en el mercado externo de referencia así como también por las estimaciones oficiales y privadas, que indican que habrá una oferta récord en el ciclo comercial 2016/17, a pesar de las adversidades climáticas que ocurrieron durante el verano, como las inundaciones, los incendios y las sequías. En ese sentido, la caída de la demanda internacional de los subproductos y derivados de soja también hizo efecto, y según el estudio, tiene que ver con las menores compras de aceite por parte de la industria norteamericana de biodiesel y la baja en las importaciones internacionales de harina de soja por parte de la Unión Europea.

 

“Siguiendo la referencia de la Cámara rosarina, maíz, trigo y soja han visto sus precios erosionarse el 5%, 13% y 9%, respectivamente, durante los últimos treinta días, incluso a pesar de la suba del 1% en el valor de la divisa norteamericana, que sin embargo no logra recuperarse de los $ 15,5 por dólar”, analizaron las especialistas Sofía Corina y Emilce Terré, autoras del informe de la BCR. Sin ir más lejos, la cotización de la soja se mantuvo en $ 3.880 por tonelada, aunque las ofertas contractuales llegaron a los $ 3.900 con entrega hasta el veintitrés de marzo, mientras que en la plataforma SioGranos se registraron algunas negociaciones a $ 4.000 por grandes lotes en la condición fábrica. En Matba, en tanto, la semana pasada comenzó en US$ 148 por tonelada para terminar en US$ 146,3, con pérdidas mensuales que casi alcanzan los US$ 20.

 

Se viene el maíz

 

Después del boom del trigo, que se vendió por adelantado y ahora sufre las bajas de los futuros a causa de la sobre oferta internacional, el maíz regresa con fuerza en plena cosecha, con rindes que superarían los cien quintales por hectárea y un crecimiento de ocho millones de toneladas con respecto al ciclo 2015/16. “Argentina se prepara para levantar 38 millones de toneladas de maíz en el nuevo ciclo comercial, en lo que sería la mayor cosecha maicera de su historia”, remarcó la entidad rosarina, al tiempo que indicó que “si bien ya comenzaron a recolectarse algunos lotes, y ello se siente tanto en la mayor afluencia de camiones a las terminales de nuestra región como en los menores precios, el grueso de las secciones está a la espera que el cultivo pierda lo que le resta de humedad en los próximos días, para satisfacer las exigencias de calidad de los estándares comerciales y frente al aumento que sufrieron los costos de secada en relación al año anterior”.

 

De todas maneras, el informe aclaró que aunque se prevén un millón de toneladas para cargar en los puertos del Gran Rosario en los próximos quince días, lo cierto es que se trata de “casi la mitad de lo que se programaba para el mismo período de 2016”, al igual que las 2,7 millones de toneladas comprometidas para exportar representan el “menor volumen para esta altura del año en al menos las últimas cinco campañas”.

 

“Debe tenerse en cuenta que por un lado los exportadores prefieren no correr riesgos con la mala experiencia del año pasado a cuestas, cuando comprometieron embarques que luego se les dificultó cumplir frente a una temporada en extremo lluviosa que demoró las entregas de grano a los puertos”, subrayó la BCR, en tanto que resaltó que las cotizaciones no incentivan los negocios. “Con un FOB argentino de US$ 163,5 por tonelada tanto el origen brasileño a US$ 146 como incluso el del Golfo estadounidense a US$ 161,1, los precios resultan más competitivos en el mercado global”, concluyó.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *