La probable suba de las tasas impulsa al dólar

 

Wall Street recibió con euforia el discurso de Donald Trump en el Congreso l martes a la noche. Si bien el Presidente no hizo anuncios concretos, los mercados apuestan a que habrá una reducción de impuestos que favorezca a las empresas y que la economía crecerá a un ritmo mayor de la mano de un plan de infraestructura. En ese marco, el índice Dow Jones subió ayer 330 puntos para cerrar a 21.115, batiendo todos los récords. De todas maneras, no hay todavía datos ciertos de la economía que justifiquen tanto entusiasmo financiero. Si bien todos los indicadores conocidos recientemente muestran una economía en expansión, los analistas estiman que el PIB en el primer trimestre de este año crecerá 2%, en línea con el desempeño que tuvo en los últimos tiempos. Ayer también se difundió el Libro Beige que es una recopilación hecha sobre la base de entrevistas y otros elementos en las doce regiones que conforman el sistema de la Reserva Federal y que muestran un escenario económico favorable y un moderado optimismo entre los principales actores del sector privado.

 

La inflación

 

La inflación en Estados Unidos se acerca al 2% que es la meta de la Reserva Federal y por lo tanto crece la posibilidad de que haya una suba de tasas de interés en marzo. Ayer se informó que el índice de precios de los gastos de consumo personales subió 0,4% en enero con relación al mes anterior y acumuló una suba de 1,9% en los últimos cuatro meses. Si se excluyen los volátiles precios de la energía y los alimentos las subas fueron de 0,3% para enero y de 1,7% con relación a enero de 2016.

 

Este índice es que el toma en cuenta la Reserva Federal para decidir el rumbo de la política monetaria, y como hasta ahora estaba La probable suba de las tasas impulsa al dólar lejos de acercarse al 2% anual, no se subieron las tasas pese a la fortaleza del mercado de trabajo y la expansión del consumo. Pero con los datos de enero, el escenario cambió. Hasta hace un tiempo, el mercado apostaba a que la próxima suba de tasas se decidiría en la reunión de la Fed prevista para junio pero ahora los mercados apuestan a que será antes. Las declaraciones de los miembros de la Fed posteriores a la última reunión en la cual se afirmó que la suba de tasas que podría darse relativamente pronto, fortalecieron esa tendencia. En los próximos días está previsto que hablen otros directores de la Fed y hasta su titular, Janet Yellen, lo hará el viernes. Se espera que todos mantengan un discurso similar. En ese marco no sorprende que el dólar siga ganando posiciones y ayer subió 0,4% contra una canasta de monedas.

 

Estos movimientos en Estados Unidos se dan, además, en un contexto global expansivo. La inflación también está subiendo en Europa. Ayer se informó que en febrero la inflación anual en Alemania alcanzó a 2,2%, su registro más alto en cuatro años y medio. Por supuesto que ese sólo dato no es suficiente para que el Banco Central Europeo endurezca su política monetaria, lo cierto es que ratifica que la deflación dejó de ser una amenaza en Europa desde hace bastante tiempo. Junto a una suba global de las tasas de inflación también se fortalece el nivel de actividad. En Estados Unidos los mercados apuestan a que con Trump habrá una mayor expansión mientras que los indicadores de Europa mejoran y ayer se conocieron buenos datos de la producción industrial de China lo cual impulsó la cotización de varias commodities. El escenario global muestra un cuadro más alentador en estos días.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *