La Fed y el BCE se alejan más

FED

 

Los principales bancos centrales del mundo transitan caminos divergentes.

 

Hoy se reúne el Banco Central Europeo y los analistas coinciden en que no modificará la tasa de interés y que mantendrá su política monetaria expansiva. En su posterior conferencia de prensa, Mario Draghi explicará los motivos de las decisiones del BCE. La tasa de inflación en la eurozona en febrero se ubicó en el 2% como consecuencia de la suba del petróleo.

 

Pero la inflación básica, que excluye a los precios volátiles de la energía y los alimentos, alcanzó a 0,9%, muy lejos de la meta del BCE y una inflación “cercana pero inferior al 2%”. Pero además de mirar los datos económicos, Draghi está atento a la incertidumbre política que generan las elecciones que se realizan en los próximos meses porque en todas ellas compiten candidatos populistas con posiciones críticas sobre la Unión Europea. El calendario arranca el 15 de marzo en Holanda, sigue el 23 de abril con la primera vuelta en Francia y el 24 de septiembre se vota en Alemania. Esos tres países representan el 40% de la economía europea pero las posibilidades de que ganen los candidatos populistas son reducidas. A su vez, Theresa May quiere acelerar el Brexit y no puede descartarse que haya elecciones en Italia este año.

 

Pero así como el BCE mantendrá el rumbo, la Reserva Federal de Estados Unidos se apresta a anunciar una suba de la tasa de interés luego de su reunión que termina el miércoles 15.

 

Ayer se informó que en Estados Unidos se creó más empleo privado que en cualquier otro momento en los últimos tres años y los analistas proyectan que los datos sobre el mercado de trabajo que se conocerán el viernes, mostrarán que se crearon 190.000 empleos en febrero. Todos estos datos apuntan en la misma dirección: la suba de tasas que por otra parte el mercado descuenta como lo demuestra la suba de la tasa de los bonos a 10 años que ayer tuvo su octava suba consecutiva y cerró a 2,55%.

 

La divergencia entre las políticas de la Fed y el BCE, que quedará evidenciada en los próximos días, está detrás de la suba del dólar, que volvió a tomar impulso en los últimos días.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *