El Gobierno quiere evitar los despidos en SanCor

Buryaile afirmó que el ajuste no tiene que ver con el personal sino con el desendeudamiento financiero de la cooperativa

 

La reestructuración de San- Cor sigue en el centro de la tormenta, luego de que se conociera la noticia de que la cooperativa láctea se pondría a la venta y despediría a 1.000 empleados de las plantas que posee en la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Es que el Gobierno Nacional no ve con buenos ojos la decisión de reducir personal en el medio de un año electoral, sobre todo luego de las manifestaciones que los trabajadores realizaron en los últimos días para pedir que se mantengan los puestos de trabajo.

 

Por eso, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, salió a aclarar que “el ajuste” en la firma “no viene por el lado del personal, sino por una reestructuración de pasivos”. “El Gobierno Nacional ha puesto como premisa no analizar la situación de despidos sin analizar el desendeudamiento financiero. Queremos que haya un esfuerzo de parte de la empresa y que ese esfuerzo no recaiga sobre los trabajadores”, remarcó durante un evento en Armstrong, Santa Fe.

 

Asimismo, remarcó la necesidad de que Atilra, el sindicato que agrupa a los operarios del sector lechero, adecúe los sueldos en relación a la delicada situación que atraviesa la firma. Sin ir más lejos, varios socios habían responsabilizado a los altos sueldos – que llegan hasta los $ 70.000 – por la crisis. “El otro punto, con una muy buena predisposición del gremio, es encontrar situaciones que tengan que ver con los trabajadores, un aggiornamiento con lo que es la realidad de la empresa sin que esto signifique despidos. Creo que hay suspensiones pero de ninguna manera despidos, por lo tanto lo de los mil despidos para nosotros es un tema que no está sobre la mesa”, garantizó, en tanto que destacó la cuestión de la “productividad”, que descendió a causa de las inundaciones en la zona productiva.

 

Lo cierto es que, en las últimas horas, la Comisión Directiva de SanCor presentó un plan de reestructuración que será analizado en las próximas horas por el equipo de Buryaile. “Sancor hace tiempo que es una empresa con muchos problemas, y nosotros venimos a decir que hay que empezar a resolver las cuestiones de fondo, es decir, reestructurar la compañía a la realidad productiva que tiene, por lo que espero que podamos llegar a buen término.

 

Sancor debe seguir siendo una empresa que cumpla con su función, que es procesar la leche de los miles de productores en la Argentina”, añadió el ministro.

 

Piden fondos nacionales

 

Ante este escenario, funcionarios y legisladores de la cuenca lechera nacional expresaron su preocupación por el futuro de la cooperativa y deslizaron la posibilidad de avanzar en un fideicomiso con fondos de Nación para salvarla de la crisis. Ese fue el caso del intendente de Sunchales, Gonzalo Toselli, quien le presentó al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, una propuesta para conseguir asistencia económica y reactivar las plantas que no están en funcionamiento en la actualidad. “Necesitamos una mesa donde estén sentados los empresarios, los sindicatos, los municipios implicados y la provincia de Santa Fe”, explicó Toselli, en consonancia con los dichos del gobernador Lifschitz, quien le pidió al Ejecutivo que “cuidara y sostuviera” a la compañía láctea.

 

Paralelamente, legisladores de esa provincia y de Córdoba acordaron integrar una “mesa de acción” para defender los puestos de trabajo. “Hay que saltar hacia adelante, Argentina puede producir mucho más, podemos pasar de 8.000 millones de litros a 20.000 millones, entonces nos parece que en lugar de estar pensando en cierre o despido, podríamos decir cómo incrementar la producción”, dijo el diputado Antonio Bonfatti.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *