Europa aprobó la fusión entre Dow y DuPont

La nueva empresa valdría US$ 140.000 millones y se convertiría en la número dos en semillas y la tercera en fitosanitarios

 

Pese a que la iniciativa se anunció en diciembre de 2015 y avanzó en las negociaciones durante 2016, finalmente ayer la Comisión Europea autorizó la fusión entre los grupos estadounidenses Dow y Du- Pont, dos gigantes de la industria química con fuerte presencia en el sector agropecuario.

 

La noticia no es menor, dado que, de concretarse, la nueva entidad – que pasaría a llamarse Dow-DuPont – se convertiría en la número dos de las semillas y en la tercera en productos fitosanitarios a nivel internacional. Sin embargo, aún falta el aval de los reguladores de los Estados Unidos, China, Brasil, Australia y Canadá, aunque, según las autoridades de ambas compañías, ya cuentan con el visto bueno de todas las jurisdicciones.

 

Números y cláusulas

 

La fusión es una de las más importantes de los últimos tiempos, después de la compra de Syngenta por parte de ChemChina por US$ 44.000 millones el año pasado y de la venta de Monsanto a la alemana Bayer, aún sin concretarse. En este caso, la firma tendrá un valor en bolsa de alrededor de US$ 140.000 millones, y les permitirá a los grupos un ahorro de US$ 3.000 millones, en un contexto de caída de los precios de las materias primas, lo cual impacta en ambas industrias desde hace tiempo.

 

Según informó la comisaria europea de la Competencia, Margrethe Vestager, la condición para que la propuesta se llevara a cabo fue que DuPont cediera “una parte importante de su actividad mundial en el sector de los pesticidas, incluida su estructura mundial de I+D”, al tiempo que Dow “cediera activos de su actividad petroquímica”.

 

En ese sentido, Dow-DuPont tendrá que dividirse más adelante en varias empresas: una dedicada a la agricultura, otra centrada en la ciencia de los materiales y una tercera en la química.

 

Es que a la Comisión Europea le preocupa la repercusión de la operación en los productores, ante una posible reducción de la oferta, entre otras cuestiones. Sin ir más lejos, Vestager indicó en una conferencia de prensa en Bruselas que de no haber habido condiciones, se habría “reducido la competencia en precios y en capacidad de elección en una serie de mercados para pesticidas, y se habría reducido la innovación tanto para mejorar productos existentes como para desarrollar nuevos ingredientes”.

 

“Los pesticidas son productos importantes para los agricultores, los consumidores y el medio ambiente. Necesitamos una competencia eficaz en este sector, para que las compañías se vean impulsadas a desarrollar productos más seguros para la gente y mejores para el medio ambiente”, expresó, al tiempo que aseguró que la decisión “garantiza que la fusión entre Dow y DuPont no reduce la competencia en precios para los pesticidas ni la innovación para productos más seguros y mejores en el futuro”. “Sus productos nos afectan a cada uno de nosotros. Literalmente, inciden en nuestro pan diario”, concluyó la directiva.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *