Afirman que no existe una crisis laboral

Distintas consultoras señalaron que los datos oficiales del mercado de trabajo encienden una luz de alerta, pero no de emergencia.

 

El Indec difundió la semana pasada datos del mercado de trabajo correspondientes al último trimestre del 2016, que mostraron una baja del desempleo (pasó del 8,5% en el tercer trimestre al 7,6%), pero también exhibieron retracción en la tasa actividad e incluso en la de empleo. Diferentes consultoras analizaron los datos y señalaron que si bien no son para celebrar, alcanzan para dar por tierra la idea de que existe una crisis de empleo.

 

Desde la consultora Federico Muñoz & Asociados precisaron que pese a que “el Gobierno festejó la caída del desempleo, esa baja se explica básicamente por la merma de la tasa de actividad de 46,0% a 45,3%, es decir, por el retiro de demandantes del mercado de trabajo”. Si bien aclararon que la falta de una serie histórica confiable impide sacar conclusiones sobre la evolución del escenario laboral, consideraron que hay suficiente evidencia para decir que “no estamos en un contexto de crisis laboral como suelen agitar algunos referentes de la oposición”.

 

En el mismo sentido, desde la consultora Invecq evaluaron que “los datos del Indec encienden una luz de alerta, pero no de emergencia”. Señalaron que si se atiende a los números del segmento formal, monitoreados a partir del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), se advierte que el empleo está recuperándose lentamente, al ritmo del ciclo económico. “Si bien sería deseable que esta recuperación del empleo muestre una reacción más fuerte, lo que sí queda claro es que no existe ninguna ‘ola de despidos’ como podría pensarse debido al aumento de la conflictividad social”, apuntaron.

 

De cara a los próximos meses, la consultora Ecolatina señaló que espera una mejora de los indicadores de empleo atada a la recuperación del nivel de actividad. De todos modos, advirtieron que “hay sectores como el agro que muestran una fuerte recuperación pero no son intensivos en mano de obra. Asimismo –continuaron–, la leve expansión prevista para la industria (1%-2% según la UIA) difícilmente impacte sobre el empleo, aunque podría elevar horas extras y reducir suspensiones. Por otra parte, hay expectativas positivas en sectores mano de obra intensivos como la construcción y diversos servicios”.

 

Una encuesta de Manpower realizada a empleadores del país ratifica que existe una expectativa positiva de creación de empleo para el segundo trimestre de 2017, pero algo más acotada que la que marcaban las últimas mediciones. La diferencia entre quienes esperan un aumento de su dotación y aquellos que pronostican una baja fue 4%, por debajo del 6% observado en los dos períodos anteriores.

 

El informe de Ecolatina aclaró que la creación neta de puestos de trabajo no garantiza por sí mismo una reducción de la tasa de desempleo, ya que la fuerza laboral tiende a crecer en línea con el crecimiento poblacional. “Más aún –señalaron–, un mercado laboral dinámico puede elevar la participación de la población económicamente activa ya que aquellos desocupados desalentados podrían volver a intentar buscar empleo”.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *