Le pen

Le Pen es la nueva preocupación del Círculo Rojo

 

El domingo 23 de abril el pueblo francés irá a las urnas para elegir a su presidente. Sin embargo, desde la instauración del ballotage en el país, ningún candidato ha obtenido más del 50% de los sufragios en la primera vuelta y todo indica que estas elecciones no serán la excepción.

 

Los candidatos

 

Los candidatos son cinco. Por un lado, las encuestas sugieren que Benoît Hamon, del Partido Socialista, y Jean-Luc Mélenchon, del movimiento Francia Insumisa, corren con desventaja de cara a la primera vuelta; se estima que Hamon, quien derrotó al ex primer ministro Manuel Valls en las primarias socialistas, obtendrá alrededor del 15% de los votos, mientras que Mélenchon difícilmente supere el 12%.

 

Por el otro lado, los que cuentan con posibilidades concretas de mudarse al Palacio del Elíseo, residencia presidencial francesa, son Marine Le Pen, Emmanuel Macron y François Fillon. Este último, que fue primer ministro durante toda la presidencia de Nicolas Sarkozy (2007-2012), sorpresivamente triunfó en las primarias republicanas en noviembre del año pasado y se perfiló como el candidato más fuerte de cara a la primera vuelta. En diciembre, las encuestas le adjudicaban un porcentaje cercano al 27% de los votos, porcentaje que decreció significativamente unas semanas atrás, cuando salió a la luz que el candidato había contratado ficticiamente a su esposa Penelope como su asistente en el Parlamento. El denominado “Penelopegate” impactó duramente en la campaña de Fillon y erosionó su imagen. Si bien decidió continuar en la contienda presidencial, hoy las encuestas estiman que obtendrá aproximadamente el 19% de los votos y estaría, virtualmente, fuera de la segunda vuelta.

 

Entre uno y dos puntos arriba de Fillon estaría Emmanuel Macron. Sus números en las últimas semanas crecieron a un ritmo sostenido, inversamente a lo que sucedió con el candida to republicano. Con 39 años de edad, en líder del movimiento “En Marcha!”, quien hasta hace poco fue el ministro de Economía, se convirtió en una estrella política y sus números están en alza: de diciembre hasta hoy su popularidad se disparó y aumentó aproximadamente 6 puntos su intención de voto. Esto lo coloca, si las encuestas no están erradas, en el segundo lugar, capitalizando un 20% de los sufragios.

 

Primera y segunda

 

Marine Le Pen, por su lado, tiene un ticket prácticamente garantizado para la segunda vuelta. La candidata del partido ultraderechista Frente Nacional mantiene una intención de voto que en ninguna encuesta baja del 25%. No obstante, si bien es altamente probable que se quede con la primera vuelta, los sondeos no la favorecen en un eventual ballotage. Las proyecciones indican que: si se enfrenta a Macron, perdería por un amplio margen de aproximadamente 63% a 37%; si lo hace con Fillon, perdería por un margen más acotado pero también contundente, 58% a 42%.

 

Mientras tanto, los mercados financieros mundiales se mantienen en vilo. La intención de la euroescéptica Le Pen de abandonar la Unión Europea y el euro, convencida de su ineficacia y amparándose en el Brexit, podría desestabilizar la economía de la eurozona. Asimismo, una hipotética salida de Francia alentaría a otros países a seguir el mismo camino y, en efecto, la UE perdería influencia mundial y lentamente, algunos opinan, comenzaría a desintegrarse. En caso de que Le Pen no logre viabilizar la renegociación que propone, organizará un referéndum para que el pueblo francés se manifieste. Sin embargo, no está claro que vaya a tener el apoyo suficiente en la Asamblea Nacional y el Senado para poner en marcha ese proceso.

 

Distinto es el caso de Emmanuel Macron, que tiene una postura europeísta y un discurso integrador. “La única soberanía posible es la europea”, expresó el líder de “En Marcha!”.

 

¿Seguirá Marine Le Pen la suerte de su padre, Jean-Marie Le Pen, quien en las elecciones presidenciales de 2002 perdió el ballotage de manera holgada frente a Jacques Chirac? ¿Será Macron, un joven que nunca llegó a un cargo público por el voto popular y que no forma parte de ningún partido político, el próximo presidente de la quinta economía mundial? La única certeza que tenemos es que habrá segunda vuelta; el sucesor de Hollande se conocerá recién el domingo 7 de mayo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *