El terrorismo afectó el turismo francés

Torre eiffel Francia

 

Entre el 7 y 9 de enero de 2015, una serie de ataques terroristas causó 20 víctimas mortales en París. Los objetivos fueron la sede del periódico “Charlie Hebdo”, así como sus periodistas y trabajadores, y un supermercado judío de comida kosher. Unos meses más tarde llegó la masacre del Bataclan, también en París, y la lista de fatalidades ascendió a 137. Unos meses más tarde, ya en 2016, el tunesino Mohamed Lahouaiej-Bouhlel mató a 86 personas con un camión en Niza.

 

Los coletazos del terrorismo islámico repercutieron en toda Francia, y también más allá. Prueba de eso es que París perdió 1,5 millones de turistas (tanto locales como internacionales) en 2016, según fuentes oficiales. En términos relativos, la merma interanual fue de 0,8%, pero las caídas fueron muy pronunciadas en el caso de los turistas chinos (21,5%) y japoneses (41,2%). Además, fueron 27,6% menos italianos, 8,6% menos británicos y 9,9% menos españoles. La llegada de estadounidenses, quizás los más sensibilizados con la cuestión del terrorismo, solo cayó 4,9%.

 

El efecto empezó a desvanecerse hacia finales del 2016, y tanto noviembre como diciembre mostraron subas interanuales en la llegada de turistas hacia la región de Île-de-France.

 

Aun así, Francia sigue siendo el principal destino turístico global, asegura el Gobierno francés. Todos los años, entre 82,5 y 83 millones de turistas internacionales aterrizan en suelo galo.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *