El rol de Cristina y los armados posibles en la agenda del PJ

Intendente peronistas

 

El peronismo bonaerense tendrá su congreso partidario, mañana, en Santa Teresita, como ya es un clásico. Con algunos condimentos especiales, en esta ocasión. Y algunos desafíos pendientes. Por caso, comenzar a debatir el formato de la propuesta electoral que llevará el espacio (si habrá internas o no, pero no sólo). Y, más o menos explícitamente, acerca del lidezgo de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. En un año de elecciones de medio término, además, en el que el peronsimo deberá revertir (o intentarlo, al menos) los resultados adversos de 2015. Aquí una radiografía de los distintos agrupamientos de intendentes que se convirtieron, en el primer año del gobierno de Cambiemos, en actores clave del rearmado peronista. Y que, se espera, mañana tengan un rol importante en la discusión.

 

Grupo Esmeralda

 

  • Origen

– Los unió la idea de “pasar facturas” al interior del peronismo por las derrotas de 2015 y tomar distancia del liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner. “Renovación” fue el latiguillo más utilizado.

– El punto más alto de convocatoria lo tuvieron a principio de septiembre pasado, cuando celebraron los 29 años de la elección de Antonio Cafiero como gobernador de la provincia de Buenos Aires, en 1987. Con una cuota extra de simbolismo: Cafiero representaba entonces una renovación primigenia frente al “peronismo de la derrota” de los sectores tradicionales del partido. –

  • Buscaron establecer vínculos con el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey, se entusiasmaron con Florencio Randazzo como candidato y tendieron algunos puentes con el Frente Renovador de Sergio Massa. – Se propusieron una relación colaborativa con el gobierno de María Eugenia Vidal y se mostraron más distantes del gobierno de Mauricio Macri. Al interior del peronismo, en un principio, se mostraron críticos de la conducción de Fernando Espinoza al frente del PJ bonaerense.
  • Integrantes: Integrantes: Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlinghan), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Pablo de Jesús (La Costa), Fernando Gray (Esteban Echeverría) y Eduardo “Bali” Bucca (Bolívar), entre otros.
  • Qué juegan: – Son quienes promueven de manera más decidida una interna entre dos listas en la primaria de agosto.

– Sus referentes no lograron trascender más allá de los límites de sus distritos y tienen, en general, bajo conocimiento público para emprender una elección provincial con candidaturas propias. Pretenden que Randazzo encabece una de las listas y hacerse fuertes a partir de la defensa de esa candidatura, pero esperaban otra actitud del exministro: más acti va y más visible. La opción Massa parece más lejana y Urtubey no tiene mucho que ofrecerles en lo inmediato.

– Aún recelan de la conducción de Cristina, pero con una actitud menos confrontativa. El nivel de adhesión de la expresidenta que muestran las encuestas les hizo reconsiderar esa postura. Aceptarían que fuera candidata y acompañarla, pero si logran que no tenga el control del armado de listas. Dieron un paso en ese sentido al lograr la ampliación de la nómina de apoderados del partido.

 

Grupo Fénix

 

  • Origen:

– Se presentaron públicamente para mostrar cierta disconformidad con las posiciones del Grupo Esmeralda. Su lema inaugural fue “unidad, pero sin exclusiones”, debido a la postura de aquellos de cerrarle el paso al kirchnerismo.

– Tienen en su poder varios resortes institucionales de importancia, como la presidencia del PJ a nivel provincial (Fernando Espinoza) y la presidencia de la Federación Argentina de Municipios (Verónica Magario). Además, agrupan a municipios densamente poblados.

– Perdieron en el camino a algunos de sus integrantes (el caso de Francisco Echarren, de Castelli, que pasó a las filas de Cambiemos), pero ganaron en unidad, con posturas crecientemente más críticas hacia el oficialismo.

  • Integrantes: Verónica Magario (La Matanza), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), JuanUstarroz (Mercedes), Walter Festa (Moreno) y Ariel Sujarchuk (Escobar), entre otros.
  • Qué juegan:

– Están abiertos a la posibilidad de una interna, pero advierten sobre los posibles costos políticos que esto podría tener, dada la experiencia de la confrontación de 2015 en la primaria para gobernador.

– Conservan buen vínculo con el exgobernador Daniel Scioli y no lo descartan como candidato. Magario hizo varios gestos favorables hacia Cristina.

– El predominio en los resortes institucionales antes mencionados les permite mostrar mayor poder de negociación.

 

Grupo Patria

 

  • Origen:

– Surgió para contrabalancear las críticas hacia la expresidenta. Debe su nombre al instituto que Cristina instaló en la Ciudad para llevar a cabo las principales reuniones políticas. Mantienen una defensa consustanciada de los doce años de gestión kirchnerista.

– La mayoría de los intendentes en cuestión organizaron actos en sus municipios con la presencia de la exmandataria.

– Es el grupo más informal de los existentes. No se reconocen como tal, sino como expresión de la conducción de Cristina.

  • Integrantes: Jorge Ferraresi (Avellaneda), Patricio Mussi (Berazategui), Mario Secco (Ensenada), Francisco “Paco” Durañona (San Antonio de Areco) y Pablo Zurro (Pehujó), entre otros.
  • Qué juegan:

– La ausencia de una figura de peso que se convirtiera en recambio de Cristina y la buena performance de ella en las encuestas los reposiciona para disputar espacios de poder al interior del partido.

– Establecieron vasos comunicantes con el Grupo Fénix y algunos de sus integrantes participó en alguna ocasión de alguna actividad del otro grupo.

– Sostienen la necesidad de que Cristina sea candidata en la provincia de Buenos Aires e integrar, sin mayores tensiones, a los otros grupos. Pretenden que el Partido exprese una mayor confrontación con los gobiernos de la Nación y la Provincia.

– Están abiertos a una interna, pero no para cuestionar la conducción de Cristina. Dicen tener una buena consideración de Randazzo, pero recelan de su silencio tras el final de mandato kirchnerista. Y señalan que las heridas que quedaron tras el cierre de listas en 2015 pueden ser superadas.

 

Grupo Establo

 

  • Origen:

– Su lema inaugural fue “ni Esmeralda ni Fénix, todos peronistas”, para saldar la falta de unidad en el PJ (convocaron al “diálogo” para construir “consensos mínimos”).

– Tiene anclaje en el interior agrario, en partidos de baja densidad de población, con intendentes de poca visibilidad.

– El exdiputado Julián Domínguez aparece como su referente. Propone un acercamiento a Randazzo para compartir, eventualmente, una lista. Marcó diferencias con Cristina y llamó a las pretensiones del kirchnerismo como “etapa concluida”. El diputado nacional Gustavo Arrieta, exintendente de Cañuelas y exministro de Scioli, es otro de los impulsores del grupo.

  • Integrantes: Marisa Fassi (Cañuelas), Jorge Cortez (Hipólito Yrigoyen), Ricardo Casi (Colón), Roberto Alvarez (Tres Lomas), y Juan Carlos Gasparini (Roque Pérez), entre otros.
  • Qué juegan:

– Pretenden poner en valor su influencia en regiones de la provincia donde, históricamente, el peronismo tiene menos ascendencia y donde algunos conflictos recientes acentuaron las distancias.

– Domínguez tuvo dificultades para reinstalar su figura y compite en inferioridad de condiciones para negociar una propuesta electoral que le asigne un rol importante. El escaso peso de los distritos que lo acompañan, además, no ayuda.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *