v09-izquierda

Triaca avaló darle impulso al régimen de pasantías laborales

 

Ante las críticas de gremialistas y opositores, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, salió a respaldar ayer a Miguel Angel Ponte, secretario de Empleo de su cartera, quien dijo que este año intentará darle impulso al sistema de pasantías laborales, permitiendo una mayor “fluidez” entre estudiantes y desempleados y el mundo del trabajo. Según dijo, este sistema se utilizó “sin control y de una manera precaria en el pasado”, pero argumentó que ahora se buscaría apelar al “verdadero sentido” de estas medidas, que sería “la práctica formativa y adquisición de conocimientos por parte de los jóvenes”.

 

Días atrás, Ponte había señalado la necesidad de combatir el “enorme” problema de la informalidad laboral –que situó en un 38% “largo”– y la alta tasa de desocupación implementando herramientas de mejora en la “preparación inicial de las personas para el mundo del trabajo”.

 

“Si las pautas de integración del sistema educativo con el sistema del trabajo no nos permiten una fluida penetración entre los estudiantes y los que están buscando su primer experiencia laboral y el mundo del trabajo y de las empresas, tampoco vamos a tener la posibilidad de que haya empleabilidad sobre estas personas, aunque haya trabajo”, explicó el ex ejecutivo de Techint.

 

En este punto, señaló que las herramientas para hacer esto son limitadas. “La única posibilidad es la presencia con un marco formativo de estas personas en el mundo del trabajo”, dijo y señaló que el nombre con que se lo llame –pasantías, prácticas profesionales, esquema de aprendices– es instrumental.

 

Anticipándose a las críticas que pudiera suscitar, Ponte señaló que quien identifica esta iniciativa con un deterioro de los derechos laborales “está equivocado”. “Lo tenemos que ver desde el derecho de las personas y de la necesidad social. Puede haber algún perro rabioso, pero no vamos a matar a todos los perros porque uno esté rabioso”, justificó. Por otro lado, señaló que es tarea del gremialismo “defender que esto no termine en una prostitución, como fue en muchos casos en los ‘90”.

 

En el mismo sentido, el secretario de Empleo consideró también la necesidad de simplificar los regímenes de ingreso y despido de los empleados, lo que explicó con una metáfora curiosa: “La posibilidad de entrada y salida del mundo laboral es una esencia del sistema laboral, como lo es en el organismo humano comer y descomer”.

 

Consultado por los dichos de Ponte, el ministro Triaca los avaló y puso como ejemplo el sistema dual alemán, donde en los últimos años de formación los alumnos hacen prácticas en empresas para adquirir oficios. El funcionario aseguró que esta política de pasantías que planean implementar no entraña un riesgo de “flexiblización” siempre que se realice “con mucho control y con participación de los gremios”.

 

Triaca resaltó que muchos sindicatos tienen sus centros de capacitación y llamó a “sacarse los prejuicios” en el tema. Para el funcionario “las pasantías se utilizaron resin control y de una manera precaria en el pasado, pero el verdadero sentido es la práctica formativa y adquisición de conocimientos por parte de los jóvenes”.

 

El funcionario añadió que el foco del próximo año de gestión será la “empleabilidad”, porque “durante los últimos cinco años no ha crecido el empleo en Argentina y hay un problema muy grave de acceso al trabajo”. Recordó que hay un millón de jóvenes que no estudian ni trabajan y más de 4 millones de trabajadores en la informalidad, sumados a un millón y medio de argentinos que están desocupados.

 

Al respecto, el titular de la cartera laboral afirmó que el objetivo propuesto es cumplir con la creación de 300.000 puestos de trabajo durante el 2017 y aseguró que esto ya “empezó a desarrollarse” en sectores como el agroindustrial y el comercial.

 

Micheli le pidió reacción a la CGT

El titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, calificó ayer de “brutales” los dichos del secretario de Empleo, Miguel Angel Ponte, y advirtió que para concretar la “flexibilización laboral” el Gobierno necesitaría “tener alguna complicidad sindical”. En este marco, reclamó a la CGT que se concrete un paro nacional “en defensa” de los trabajadores. “Tiene que haber una presencia de las centrales sindicales fuerte y digna para decir ‘Acá no van a avanzar en una reforma laboral que signifique más pobreza para los jóvenes, menos futuro para los jóvenes y desgracia para los más grandes’”, dijo el sindicalista.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *