Prevén un aumento de la producción cárnica

 

La actividad ganadera cerró un 2016 con algunos aciertos y bastantes problemáticas a resolver. Después de las modificaciones macroeconómicas que introdujo el Gobierno Nacional en 2015, que le permitieron operar sin retenciones ni cupos a las exportaciones, el sector aceleró el proceso de retención de vientres para conseguir animales más pesados con el objetivo de abastecer tanto al mercado interno como al internacional.

 

Si bien el despegue se notó, sobre todo por la mayor inversión en los campos que antes se destinaban sólo a la agricultura, para este año se espera un importante crecimiento en materia de producción que podría traducirse en una mejor rentabilidad del negocio si se incrementan las ventas externas, dado que los precios de hacienda en pie aún están bajos, lo que complica a los feedlot. Así lo consideró la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), que en su último informe aseguró que “frente a este escenario y ante el cambio de hábitos de consumo de la población, con el aumento de la producción de los sectores avícola y porcino, las exportaciones serán el único camino posible para no desperdiciar la oportunidad de recuperar el stock ganadero y mejorar los índices de producción”.

 

En ese sentido, para la entidad que conduce Miguel Schiariti hay un creciente optimismo en el rubro, que se había perdido por “los contextos macroeconómicos internacional y local, que hacen que el sector tenga poca competitividad frente a nuestros competidores”. Es que el Ejecutivo decidió mejorar el tipo de cambio por medio del retorno de los reintegros a las ventas externas para incentivar la apertura de mercados, una medida que los productores celebraron, aunque destacaron que de ahora en más será necesario duplicar los envíos, principalmente por el gran volumen de producción esperado. “Este objetivo parece difícil de alcanzar, dado que si bien el reintegro reimplantado, que es del 3,5% congelado y del 4% refrigerado, mejora las posibilidades de exportar, resultaría exiguo para lograr duplicarlas, por lo que debería ser 50% superior”, consideró CICCRA.

 

Las cifras

De acuerdo a datos oficiales, la industria frigorífica vacuna cerró el año pasado con el mayor nivel de faena en quince meses, a partir del crecimiento de la faena de hembras. En números absolutos, en diciembre se faenaron 1.062.364 cabezas de ganado vacuno, cantidad que superó en 3,7% a noviembre pasado y en 10,2% a diciembre de 2015. El dato es importante, aunque también deberá tomarse en cuenta que en la faena total se registró una caída interanual del 2,9% con 11.804.000 de cabezas.

 

En tanto, la producción de carne fue de 2,667 millones de toneladas, lo que representa un retroceso del 2,2% con respecto al año anterior, mientras que el consumo interno sostuvo la caída con el 4,1% interanual.

 

Finalmente, las exportaciones se ubicaron en 13.006 toneladas peso producto durante noviembre de 2016 y resultaron 38,2% mayores a las de noviembre de 2015.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *