“Los líderes deben ser responsivos y responsables”

 

El martes próximo arranca formalmente la reunión anual del Foro Económico Mundial (World Economic Forum, en inglés). Más conocida como “el foro de Davos” por la importancia de los que se congregan en el tradicional pueblo suizo del cantón de Graubünden. Será la versión número 47 del encuentro.

 

Ayer, fue la presentación ante la prensa y Klaus Schwab, fundador y chairman del foro, ofreció su mensaje hacia los líderes (sobre todo políticos) que dirán presente. “Los líderes tienen que ser responsivos y responsables. Deben comprender que estamos viviendo en un mundo marcado por la incertidumbre, la volatilidad y profundos cambios transformacionales. Muchas personas viven en situaciones precarias y buscan identidad y significado en un mundo que cambia rápidamente. Quieren recuperar su sentido del propósito. Más que nunca, liderazgo significa asumir la responsabilidad. Requiere coraje y compromiso para escuchar y explicar honestamente la amplitud y complejidad de las cuestiones para generar proactivamente soluciones y para tomar medidas basadas en valores fundamentales”, dijo el empresario germano.

 

“Es la tarea desalentadora de los líderes de hoy tomar las decisiones correctas en un mundo complejo que sufre de muchos problemas de herencia y agitación emocional. No puede ser sólo un regreso a lo básico. Tiene que haber un reconocimiento de que estamos en un territorio no mapeado, lo que pone en cuestión el status quo y, por extensión, a los propios líderes. Para cumplir con esta tarea, los líderes necesitan sensibilidad y empatía como su sistema de radar, y los valores y la visión como su brújula. Sin un sistema de radar, los líderes no pueden responder y sin una brújula, no pueden ejercer el liderazgo de manera responsable. En última instancia, nos medimos sobre la base de nuestros valores, visión y acciones”, agregó.

 

“En 2017 veo cuatro objetivos principales para responder a las principales preocupaciones de la sociedad: en primer lugar, para fortalecer el crecimiento económico; en segundo lugar, hacer más inclusivos los sistemas basados en el mercado; tercero, dominar la cuarta Revolución Industrial y, finalmente, reimaginar la cooperación internacional”, amplió.

 

“El mundo se está transformando fundamentalmente desde el punto de vista tecnológico, económico, social y político. La transformación en curso debe ser moldeada por políticas e instituciones apropiadas. No hay soluciones simples y listas para usar. Lo que necesitamos urgentemente son acciones pragmáticas y orientadas al futuro, incluso en forma de pequeños pasos, para proporcionar narrativas positivas (…) La realidad es que el futuro ofrece a la humanidad muchas oportunidades para una vida más saludable, más verde, más plena y pacífica. Corresponde a todos –trabajando juntos– mejorar el estado del mundo. Al ejercer un liderazgo responsable y responsable, podemos hacer de esta posibilidad nuestra realidad”, concluyó Schwab.

 

Los presentes

Entre los más de 3.000 asistentes, la gran estrella del foro de Davos será Xi Jinping, presidente de China, el primer jefe de Estado del Gigante asiático en decir presente en el pequeño pueblo suizo de 11.000 habitantes. Ofrecerá, además, el discurso inaugural. No estará Donald Trump (asumirá el viernes 20), quien estará representado por Anthony Scaramucci, miembro ejecutivo del equipo de transición.

 

La comitiva argentina será bastante distinta a la de 2015. No irá el Presidente, ni Alfonso Prat- Gay ni Sergio Massa. Volverán a estar Federico Sturzenegger, Susana Malcorra y estarán también Nicolás Dujovne y Francisco Cabrera, junto a Horacio Reyser, el nuevo secretario de Comercio Internacional de la Cancillería.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *