Industria Alimento Bebidas

La Copal apoya el proyecto de reforma tributaria

 

La reforma tributaria ya entró en la agenda económica a partir de las recientes declaraciones del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y todo hace suponer que durante el verano y hasta que el próximo 1ro. de marzo comience el período ordinario de sesiones en el Congreso Nacional se hablará mucho del tema. En este sentido, desde el sector empresarial ya empezaron a tomar posiciones de cara a lo que, se presume, requerirá tiempo y paciencia para llegar a acuerdos de consenso.

 

La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) refuerza la necesidad de impulsar la fiscalidad, tanto en materia tributaria –en las esferas nacional, provincial y municipal–, como así también en lo que se refiere a impuestos al trabajo, todo ello con el objetivo de generar mayor competitividad en la economía argentina y en particular en el sector alimenticio.

 

datos-copalos

 

“La carga tributaria y los costos laborales no salariales atentan contra la competitividad de la industria de alimentos y bebidas, y dejan fuera de mercado a cada vez más pymes agroindustriales”, señaló el presidente de Copal, Daniel Funes de Rioja, y agregó: “Necesitamos encarar una segunda generación de reformas para volver a crecer”.

 

En un comunicado, la entidad destacó ayer que “resulta imprescindible avanzar en una segunda generación de reformas que atiendan a la importancia del mercado interno, impulsen la inversión, el empleo y las exportaciones, y que hagan que la Argentina recupere el sendero de crecimiento”. Al respecto, Copal destacó “el acuerdo del sector productor de alimentos y bebidas con presencia en todos los rincones del país, para trabajar en los ejes pendientes que son prioritarios para que las pymes y las economías regionales que componen la industria de alimentos y bebidas (IAB) puedan volver a crecer y a generar más divisas de exportación y empleo de calidad”.

 

Competitividad

 

Preocupada por la mejora de la competitividad y en el marco de lo que desde la entidad califican como reforma de segunda generación, la entidad empresaria explicó que “entre los ejes que se destacan como prioritarios, se encuentran la reforma tributaria, la reducción de los costos laborales no salariales que atentan contra el empleo formal, enfrentar la alta litigiosidad laboral y los elevados costos de ART, y reanudar y ampliar los acuerdos de corresponsabilidad gremial para las cadenas de valor de las economías regionales, de manera de mejorar la productividad, requisito imprescindible para agregar valor con trabajo argentino”.

 

En el terreno impositivo, Copal aseguró que “la carga tributaria de la IAB supera el 40% y algunas de las reformas propuestas incluyen establecer una alícuota de Ingresos Brutos (IIBB) que no supere el 1% para la actividad industrial y otorgar el tratamiento de industria a los establecimientos ubicados en otras jurisdicciones”. Asimismo, propone “incrementar el cómputo de cargas sociales a cuenta del IVA con un mayor cálculo para las firmas ubicadas a mayor distancia de los centros de consumo; reducir la carga fiscal del Impuesto a Débitos y Créditos y ampliar ese cómputo como pago a cuenta a otros tributos” (IVA y contribuciones patronales).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *