En los últimos dos días se frenó la suba del dólar

Dolar

 

En los últimos días se detuvo la carrera alcista del dólar contra el resto de las monedas que comenzó luego del triunfo de Donald Trump. Para algunos analistas se trata simplemente de un freno circunstancial porque el dólar volverá a subir para llegar en algún momento al uno a uno contra el euro. Pero hay quienes sostienen la visión contraria ya que se vienen tiempos de mayor incertidumbre para la economía estadounidense y sin un rumbo claro para su moneda.

 

La fortaleza del dólar, que lo llevó la semana pasada a tocar su mayor valor en catorce años contra una canasta de monedas, fue la consecuencia del comienzo de un ciclo alcista de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal. A eso se sumaba la creencia generalizada de que con Trump habría mayor crecimiento económico como consecuencia de una política fiscal expansiva mientras que en el resto del mundo el nivel de actividad no recupera dinamismo.

 

Los cambios

 

En ese contexto, el euro perdió el 5% de su valor frente al dólar desde noviembre y con una moderada apreciación adicional llegaría a la paridad, algo que no se registra desde finales de 2002. Pero hay quienes sostienen que ese escenario n se dará porque la inflación en la eurozona está subiendo – a diciembre llegó al 1,7%- y eso podría obligar a que el Banco Central Europeo ajuste su política monetaria y que eso revalorice al euro. Pero la mayoría de los analistas del mercado consideran que la suave aceleración de la tasa de inflación fue transitoria y que seguirá durante bastante tiempo más lejos de la meta del 2% que tiene el BCE, que en consecuencia, no alterará su política de expansión monetaria comprando activos financieros aun después de marzo que era la fecha originariamente puesta como tope para esa operatoria. Finalmente, también habrá que tener en cuenta el factor político porque en 2017 habrá elecciones en Francia y en Alemania y los mercados pueden moverse en función de las encuestas, porque en ambos países compiten fuerzas contrarias a la integración europea.

 

A su vez, también las monedas asiáticas subieron contra el dólar y el yuan se revalorizó ayer otro 1% contra el dólar alcanzando su mayor cotización desde el 8 de diciembre. La caída del dólar también se dio contra las monedas de países emergentes como Brasil en donde ayer retrocedió 0,64%. El real cerró a 3,19 por dólar, un mayor valor desde que Trump fue electo presidente. México es un caso aparte en este escenario.

 

En este cambio de tendencia que para algunos analistas es circunstancial y para otros puede perdurar, el factor clave fue la difusión el martes de las actas de la última reunión de la Reserva Federal. En ellas, pese a ni nombrar al presidente electo, dio a entender que se abre una etapa de incertidumbre que va a condicionar el rumbo de la política monetaria.

 

Pero ahora prevalece la visión de que en un contexto de expansión fiscal la política monetaria tenderá a ser más dura dándole un nuevo impulso a la revalorización del dólar.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *