El BCRA y una nueva batalla

 

El BCRA tomará hoy una nueva decisión de política monetaria y lo hará en un contexto que para muchos analistas es cada vez más complicado: mientras las expectativas inflacionarias se niegan a alinearse, también se suceden los incrementos de precios regulados.

 

La meta de una inflación techo de 17% para 2017 sigue contrastando con unas, por ahora, crecientes expectativas del mercado para el IPC GBA de este año, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado que publica el propio BCRA. Según este indicador, la esperada es de 21%, bastante por encima. Por su parte, la expectativa de la calle que mide la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) sigue esperando una de 25% (aunque para el GBA una de 30%).

 

La otra gran complicación la brindan los precios regulados, que ya se anuncian para los primeros meses del año, para colmo en la previa a las paritarias, lo que podría generar mayores incrementos de segunda ronda. Naftas al 8%, prepagas al 6%, electricidad hasta 35%, gas 30% en promedio, peajes incrementos de hasta 100%, parquímetros 100%, con otros servicios aun a la espera.

 

La nucleo en la mira

Un informe publicado ayer por Econviews, de Miguel Kiguel, remarca que el REM espera unos regulados al 40% en 2017 y realiza un ejercicio “mucho más optimista”: si crecieran al 27%, con los estacionales haciéndolo al 18%, la inflación núcleo, que es el espectro de precios sobre el que el BCRA podría actuar en términos relativos para minimizar la inflación, debería ser de 14% para cumplir la meta del 17%. Es decir una núcleo de promedio mensual de 1,1%, no tan fácil de alcanzar. “En enero la núcleo estará más cerca de 1,5% que de 1,1%. No será nada fácil, pero no imposible”, concluye.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *