El BCRA mandó a los bancos a competir

BCRA

 

El Banco Central habilitó ayer a los bancos a pagar intereses por los montos depositados en las cuentas corrientes, derogando la norma que prohibía el pago de ese tipo de retribuciones al ahorro desde 2010. “El BCRA enmarca esta medida en su intención de elevar el grado de competencia entre los bancos, dado que éstos podrán incentivar a sus clientes actuales o potenciales mediante el pago de mayores tasas, con el consecuente beneficio para el depositante”, sostuvo la autoridad monetaria mediante un comunicado de prensa.

 

Desarrollo financiero

 

Esta medida está enmarcada en una de las prioridades que viene destacando el BCRA para su política económica y financiera. El segundo punto que destacó el BCRA en el documento Objetivos y planes para el 2017 (el primero, claro, es la política monetaria), publicado durante el último día hábil de 2016, refería a la necesidad de propiciar el crecimiento del sistema financiero nacional, meta que la autoridad monetaria pretende alcanzar mediante el impulso a la inclusión financiera y la bancarización del dinero.

 

De esa forma, intentando aumentar los depósitos bancarios, apunta a incrementar los fondos prestables y con eso favorecer el crédito productivo. La protagonista de esta política es la tasa de interés positiva alta, que remunere bien al ahorrista.

 

Detalles

 

El BCRA detalló respecto a la nueva normativa que lanzó un nuevo frente de competencia para los bancos: “A partir de esta decisión, los bancos podrán pagar intereses a sus cuentacorrentistas, con tasas que se pactarán libremente y liquidación en un plazo no menor a 30 días”.

 

“Estas tasas deberán ser exhibidas en las sucursales y en la publicidad de los bancos, tanto bajo la forma de Tasa Nominal Anual (TNA) como Tasa Efectiva Anual (TEA). Asimismo, las cuentas corrientes podrán tener otra clase de retribución de manera adicional a la tasa o bien en su reemplazo, siempre que sea establecido en forma precisa y legible en el contrato”, aclaró.

 

Equidad social

 

Mediante esta visión política el BCRA considera que las tasas deben ser altas, para que mayores depósitos generen mayores créditos. Y es contraria a las de quienes consideran que debería bajar la tasa de interés de política monetaria para así abaratar el costo de los créditos productivos y al consumo y de esa forma volver a impulsar la actividad económica en un contexto de fuerte y prolongada recesión.

 

Para el BCRA, tal como suele sostener en sus apariciones públicas su presidente, Federico Sturzenegger, el impulso a los depósitos es clave además para la inclusión financiera, que a la vez es un punto fundamental para lograr el punto del famoso artículo 3 de la Carta Orgánica que sostiene que la autoridad monetaria tiene responsabilidad primaria, además de sobre la estabilidad monetaria, sobre el desarrollo económico con equidad social.

 

Te puede interesar

One Comment

  • r.e.h dice:

    para que el BCRA logre aumentar los depositos bancarios, serìa necesario replantearse la quita, o disminución de las distintas cargas, que inciden sobre los diversos tipos de cuentas bancarias, (impuesto al cheque, SIRCREB, etc), los que por cierto no ayudan a mejorar la fluidez de la operatoria, saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *