Dólar firme, Bolsa a full y bonos largos débiles

Dolar

por Luis Varela

 

El dinero destinado por el Gobierno para abastecer a las eléctricas, a las empresas de peajes y la autorización para subir las naftas está teniendo impacto directo en la Bolsa de Buenos Aires: el índice Merval de papeles líderes tuvo ayer su sexto aumento en fila y, con buen volumen de negocios, y está a apenas 1,5% de alcanzar el récord histórico en pesos que tocó a mediados de octubre último.

 

La Bolsa porteña operó ayer un buen volumen de negocios ($ 386 millones) y con las operaciones distribuidas en muchos papeles, el Merval subió ayer otro 1,29% en pesos, por lo que se convierte en la Bolsa que más sube en el mundo en lo que va de este año y acumula desde Navidad un notable aumento del 12,6%.

 

 

El 70% de lo operado en acciones se transó ayer en nada menos que 16 papepes (mucho más que las habituales 10 especies): el 14% de los negocios se hizo en Galicia, el 7% en Petrobras Brasil, el 6% en Pampa Energía, el 6% en Tenaris, el 4% en Siderar y otro 4% en Central Puerto.

 

Con esa estructura de negocios hubo saltos del 4% al 13% para las cotizaciones de Petrolera del Conosur, Grupo Oeste, Capex, Edenor, Cuyana, Costanera, Grimoldi, Carboclor, Dycasa, Autopista del Sol, Gas Natural, Rigolleau, Rosenbusch, Camuzzi y Longvie. En tanto hubo bajas del 1 al 3,2% para Andes, Polledo, Molinos, Aluar, Repsol, TGS, San Miguel y Banco Patagonia.

 

Estas subas que se vieron en Buenos Aires contrarrestaron con un panorama de los ADR argentinos que cotizan en Nueva York con otro clima: en Wall Street Edenor tuvo un salto del 7,5% , pero luego hubo bajas generalizadas, del 1% al 3,5% para Nortel, Petrobras Argentina, YPF, TGS, Ternium, Bunge y Galicia.

 

Frente a esta diferencia varios analistas concluyeron en que el precio de los papeles sube de manera muy firme porque el Gobierno está convalidando apoyo financiero para esas compañías de servicios, que deberán ser pagados con más tarifa por la población, por lo que en realidad este aumento tiene más de suba inflacionaria que de suba real.

 

En línea con esa conclusión, el precio del dólar oficial tuvo ayer un nuevo incremento, alcanzando un nuevo récord histórico de 16,38 pesos, con el dólar blue retrocediendo porque los bancos oficiales abrieron la provision de billetes para que los que operan en centros de venta no tradicionales tengan material con el que trabajar.

 

Luego de que el dólar oficial subiera un peso en apenas dos meses, el blue más abastecido retrocedió ayer de 17,11 a 16,99 pesos, por lo que la brecha cambiaria entre ambas cotizaciones se achicó del 5,5 al 3,5%, con una diferencia es es seguida muy de cerca por la mesa chica del Banco Central.

 

La suba del dólar a nivel local estuvo desligada de lo que pasó en el mundo, donde el billete verde perdió precio contra casi todas las monedas. El único lugar donde el dólar siguió a todo galope fue en México, donde la paridad se encabritó hasta 21,46 pesos mexicanos, por lo que el dólar ya subio 18,3% contra la moneda mexicana desde que ganó Donald Trump en la elección del 8 de noviembre pasado.

 

El mercado está muy alerta porque el multimillonario llegará a la Casa Blanca dentro de dos viernes, el 20 de enero, y su ingreso al manejo del poder puede causar movimientos completamente inesperados. Por el momento, Wall Street parece festejar: sus índices siguen subiendo y el Dow Jones de papeles industriales está a 1,5% de llegar a la esperaba barrera de los 20.000 puntos, un límite que se está testeando desde hace cuatro semanas.

 

Pero la fuerte suba del dólar y de las acciones no esta llegando a los títulos argentinos, que continúan con cotizaciones entre laterales y algo débiles, a pesar de estar concretando Argentina un blanqueo que apunta a US$ 150.000 millones. Ayer el 72% de lo operado en bonos se transó en cinco títulos: AA17 33%, AY24 14%, DICA 10%, TO23 8% y AA21 7%. Con esa estructura, hubo subas del 1% al 5,7% para los bonos PBJ21, CO17, L2DE7, BDC18, CO26D, LTDE7, AN18D y AM18. Y una baja del 1 al 1,9% para los bonos DIA0D, RNG21, PB24D, GJ17D, AO20D y AY24D.

 

Hubo alguna inquietud porque los bonos largos más operados, el AY24 y el AA46, estuvieron otra vez con precios a la baja. El Bonar 2024 perdio algo más del 1% y el Bonar 2046 también perdió terreno. Este descenso estuvo ligado a una realidad: los operadores ven que la inflación no cede, que el gasto público continúa y que el rojo fiscal es muy difícil de resolver.

 

La debilidad del dólar a nivel global entregó un día más tranquilo para las commodities. El petróleo sigue en el sube y baja, consolidando un precio de US$ 53 por barril. Los metales basicos siguieron retrodiendo, 2,2% el níquel y 1,3% el cobre.

 

Mientras el real y el yuan se erigen como las dos únicas monedas que le están haciendo frente a la firmeza del dólar, los metales preciosos siguen levantando cabeza: las onzas de oro y plata volvieron a subir 0,3%.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *