Cautela en la industria de cara al nuevo año

Punto de vista: Enrique Dentice (*)

El sector industrial se mantiene acorde a un mercado interno recesivo y expectante con un entorno externo que no se muestra amistoso. En Brasil no asoma aún un signo de recuperación y las repercusiones de las elecciones en los Estados Unidos indican cautela por parte de China.

En este escenario y en base a los resultados del Estimador Mensual Industrial del Indec, el desempeño manufacturero en el acumulado enero-noviembre de 2016, registró una disminución de 4,9% con relación al mismo período de 2015.

En la comparación interanual de noviembre de 2016 el EMI presentó una caída de 4,1%, si bien en este caso se registraron incrementos en:

  • Industria alimentaria (3,9%). Los rubros que impulsaron este aumento han sido la molienda de cereales y oleaginosas (15,4%), la elaboración de azúcar y productos de confitería (12,9%), la producción de carnes rojas (8,0%) y la producción de carnes blancas (7,8%), mientras que la elaboración de bebidas alcanzó en noviembre de 2016 un nivel similar al obtenido en el mismo mes de 2015 (-0,1%).
  • Industria automotriz (1,5%) lo que constituye la primera suba en términos interanuales en 2016. Con respecto al acumulado enero- noviembre de 2016 se observa una disminución de 13% respecto del mismo período de 2015.
  • Industria química (0,4%), mientras que presentaron caídas la industria textil (-27,7%), la edición e impresión (-12,0%), la industria del tabaco (-10,4%), las industrias metálicas básicas (-9,5%), los productos minerales no metálicos (-6,8%), la metalmecánica excluida la industria automotriz (-5,9%), el bloque de papel y cartón (-2,6%), la refinación del petróleo (-1,7%) y los productos de caucho y plástico (-1,3%).

 

Proyecciones

Las perspectivas para el período diciembre 2016–febrero 2017, medidas en relación a diciembre 2015–febrero 2016 indican que respecto a la demanda interna el 49,7% de las empresas prevé un ritmo estable para el período, el 32,4% anticipa una disminución y 17,9% de las mismas espera un aumento. El 59,7% de los encuestados no anticipa cambios en sus exportaciones totales, el 20,9% pronostica un aumento y 19,4% espera una disminución. Respecto a las exportaciones a países del Mercosur, el 56,9% no prevé variaciones en sus ventas.

 

El 59,7% de los consultados estima estable sus importaciones de insumos, el 31,3% prevé una baja y 9,0% aguarda crecimiento. El 48,7% de las firmas no espera cambios en los stocks de productos terminados, el 34,2% anticipa una disminución y 17,1% espera un incremento. El 64,4% de las empresas no considera cambios en la utilización de la capacidad instalada durante el período, mientras que el 24,6% prevé una caída y el 11,0% vislumbra un incremento.

 

Con relación a las necesidades de crédito, 57,9% no espera cambios significativos en sus demandas crediticias, 37,3% prevé un aumento y 4,8% anticipa una caída. Por su parte, los fondos que se prevé captar se aplicarán a la compra de insumos, la financiación a clientes, la financiación de exportaciones, la financiación de inversiones en ejecución, la refinanciación de pasivos y al pago de cargas fiscales y previsionales.

 

En cuanto a la dotación de personal, 82,2% de las empresas no espera cambios en la misma, 11,0% prevé una caída y el 6,8% anticipa un incremento. Respecto a la cantidad de horas trabajadas el 70,6% de las empresas no anticipa cambios, 21,9% prevé una disminución y el 7,5% cree que habrá un aumento.

(*) Coordinador del Centro de Investigación y Medición Económica de la UNSAM

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *