Caputo

Apoyan la decisión de Caputo de emitir deuda en enero

 

En su primera conferencia de prensa antes de asumir formalmente como ministro de Finanzas, Luis Caputo confirmó el viernes que analiza emitir deuda en enero, un mes que los analistas consideraron de buen “timing” para la operación.

 

El nuevo ministro de Finanzas afirmó que estaba estudiando lanzar un bono “en la segunda o tercera semana de enero”, cuyo monto “se definirá en función de la demanda” y que podría incluir más títulos “en diferentes tramos”. Se estima que la colocación rondaría entre los US$ 5.000 y 10.000 millones, a una tasa de entre el 5% y el 8,5%.

 

Según algunos analistas, el Gobierno intentará hacer en el primer trimestre la mayor parte de las colocaciones programadas para 2017, que según Caputo serán unos US$ 22.000 millones en nueva deuda y otros US$ 22.000 millones para refinanciamientos. Para Sebastián Maril, analista de Research for Traders, esto ocurrirá porque en marzo comenzará la subas de tasas prevista para 2017 por la Fed, algo que podría volver a impulsar las tasas de los bonos a diez años de EE.UU. y encarecer el financiamiento argentino. “Si la Reserva Federal dice que va a subir las tasas tres veces este año, entonces seguramente Caputo querrá sacarse esto de encima lo antes posible”, aseguró.

 

Pero además, los analistas afirman que enero será un buen momento para aprovechar la buena racha que vienen teniendo los bonos argentinos: en las últimas semanas tuvieron subas superiores al 7% en la parte corta de la curva y de hasta casi del 8% en el tramo medio. Y parte de este aumento es porque el Riesgo País viene cayendo, según Leonardo Chialvas, socio de Delphos Investment: “La sobretasa vino bajando mucho en las últimas semanas, sobre todo en la parte corta, y estamos en mínimos contra el resto de la región”.

 

Números

 

En este escenario, una de las versiones es que la fecha que elegirá Caputo para la próxima colocación será antes del 20 de enero, cuando asumirá Donald Trump como presidente, porque el recambio en la Casa Blanca podría reacelerar la suba de tasas en EE.UU.

 

Según los rumores, el Gobierno trataría de colocar antes del 20 unos US$ 10.000 millones en distintos tramos y luego buscaría otros US$ 20.000 millones hasta el 30 de junio. Estos montos y plazos se deben a que en el primer semestre hay fuertes vencimientos de deuda: unos US$ 8.000 millones por el Bonar X en abril y otros US$ 20.000 millones en abril y junio.

 

En la conferencia de prensa, Caputo evitó responder cuánto sería una tasa aceptable para la emisión y sólo se limitó a destacar que “los niveles de sobretasa que venía pagando Argentina” volvieron a los de antes de las elecciones en EE.UU. También dijo que aún no se habían elegido los bancos colocadores, pero se estima que serían los mismos que colocaron los US$ 16.500 millones para pagarle a los holdouts: Citigroup, HSBC, Deutsche, Santander, JP Morgan, UBS y BBVA.

 

Por otra parte, en rechazo a las críticas de que hay un exceso de endeudamiento, Caputo consideró “un error enorme” decir que el financiamiento de la reducción del déficit fiscal pone “en peligro la sustentabilidad de la deuda”. En en ese sentido, aseguró que hoy el nivel de deuda con privados y organismos internacionales “es del 25% del PIB, un tercio del de los países vecinos”, y que para 2020 ese ratio “terminará en 33,34%, la mitad de Brasil”.

 

Según cifras de Quantum Finanzas, los casi US$ 44.000 millones que dijo Caputo que se necesitarán en 2017 casi triplican los US$ 15.660 millones emitidos este año, de los que US$ 6.700 millones fueron a Letras y US$ 8.961 millones a otros instrumentos. El total emitido en 2016 representaría casi 3 puntos del PBI, suponiendo que el año hubiera terminado en torno a los US$ 530.000 millones que mencionó el saliente ministro Alfonso Prat-Gay.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *