Algunos gestos para fortalecer Cambiemos

 

No hay candidatos definidos. Ni estrategia delineada. Sólo la certeza de que el Gobierno deberá salir al ruedo, con discurso más o menos uniforme, a plebiscitar su gestión. Con el mismo arco de arcuerdos con el que llegó a su victoria en 2015. El que se constituyó en marzo de aquel año, en Gualeguaychú. Y que tiene a la Unión Cívica Radical y a la Coalición Cívica como socios menores, y necesarios. La participación regular de Ernesto Sanz en las reuniones de coordinación del Gobierno y la invitación del presidente Mauricio Macri a la cúpula radical para cenar el lunes próximo, en Olivos, avanza en ese sentido. Tanto como genera incomodidad los grados de autonomía relativos que ejerce Elisa Carrió, otra de las fundadoras del frente.

 

El mismo Macri hizo circular ayer, en las redes sociales, la foto de la reunión de coordinación, con Sanz como su interlocutor. Allí estaban, además, la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Finanzas, Luis Caputo, y los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui. Es decir, la plana mayor del Ejecutivo. O la mesa chica. Según trascendió (o hizo trascender Casa Rosada) cómo profundizar las medidas para “fomentar la inversión y la generación de fuentes de trabajo” y la marcha de los operativos de emergencia dispuestos para la asistencia de las poblaciones afectadas por las inundaciones y por incendios en zonas forestales fueron los ejes del encuentro. Que se hizo costumbre, semanalemnte. Con más o menos los mismos integrantes. El ministro Rogelio Frigerio, en ocasiones. Alguna espada parlamentaria, en otras.

 

El otro encuentro de ayer con mirada puesta en el año electoral fue el que sostuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Afianzar el frente Cambiemos” fue el objetivo explícito de la reunión. Aunque en esta oportunidad hubo sólo PRO puros. Además de los mencionados estuviero el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis; el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, y el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli. “Se habló más de política que de gestión”, señalaron fuentes del gobierno porteño. La charla entre Vidal y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, días pasados, también va en ese sentido. Sobre todo, si se tiene en cuenta las visiones distintas que ambos tienen sobre cómo debería ser el armado político de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires.

 

Por último, el encuentro del lunes. En Olivos, con la UCR. Allí estarán el jefe de la UCR, José Corral, el mencionado Sanz, y los gobernadores Alfredo Cornejo, de Mendoza; Ricardo Colombi, de Corrientes; y Gerardo Morales, de Jujuy. Además, serán de la partida los legisladores Mario Negri y Angel Rozas y la presidenta de la Convención Nacional, Lilia Puig de Stubrin.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *