Xi y Temer con diferente tono

 

Los presidentes Xi y Temer pronunciaron discursos de tono muy distinto. El de Brasil sostuvo que 2017 será el año que marcará el fin de la crisis. Según todos los pronósticos, el PIB dejará de caer pero el crecimiento no llegará siquiera al 1%. Nada de que jactarse para el gobierno. Brasil, además, es muy dependiente de lo que ocurra en los mercados financieros internacionales. La cotización del real tiende a amplificar los movimientos que tiene el dólar en el mundo. El viernes, por ejemplo, el real cerró a 3,27 luego de una semana en la cual la moneda estadounidense perdió algo de empuje. Por lo tanto, más allá del optimismo presidencial no resulta sencillo el arte de pronosticar la economía brasileña.

 

A su vez, el líder chino habría sostenido frente a distintos funcionarios que el país estaba listo para afrontar un crecimiento inferior al 6,5% si la búsqueda de ese objetivo implica asumir demasiados riesgos y generar desequilibrios en la economía.

 

Por otra parte, hay dudas sobre los cambios que pueden ocurrir en el escenario global a partir del discurso proteccionista de Trump que puede obligar a respuestas acordes por parte de otros países. Una guerra comercial parece un escenario lejano pero todos los gobiernos están atentos.

 

  • La población de EE.UU. crece menos

 

El crecimiento poblacional de Estados Unidos en el período 2015/2016 fue de 0,7%, el más bajo desde la década del ´30 del siglo pasado. En la década del ´90 el crecimiento fue superior al 1%, en gran medida impulsado por la inmigración pero comenzó a declinar luego. De todas maneras, la inmigración permitió que Estados Unidos, que hoy tiene 325 millones de habitantes y es el tercer país más poblado ?no enfrentase la posibilidad de un descenso de la población en el largo plazo como ocurre en otros países desarrollados ?. Pero el envejecimiento de la población puede llevar a tasas de crecimiento del orden del 0.5% en 2040 según estudios del Brookings Institute. En cuanto a la distribución del crecimiento, el último Censo muestra que el mayor dinamismo se da en el oeste porque allí están siete de los ocho estados en los cuales se registra una mayor expansión poblacional. Luego vienen los estados del Sur, liderados por Florida. En el otro extremo figuran los estados que perdieron población, y entre ellos, se destacan dos: Nueva York e Illinois. Hay migraciones internas desde el llamado “Snow Belt” al “Sun Belt”, pero no sólo las condiciones climáticas las que promueven los movimientos migratorios sino también las oportunidades económicas. Para algunos especialistas el menor crecimiento económico influyó en la caída de la tasa de fecundidad. Con la llegada de Donald Trump cabe esperar que la inmigración descienda, con lo cual el cuadro demográfico perderá aún más dinamismo. Y ese dato no ayuda a cumplir con el objetivo de un crecimiento de 3% a 4% como propone Trump.

 

  • Consumidores optimistas

 

Los consumidores estadounidenses muestran el mayor optimismo con relación al futuro de la economía de los últimos trece años. Eso surge del informe mensual que realiza la Universidad de Michigan que alcanzó en diciembre a 98,2 puntos, que implica una suba de 4,7 puntos con relación al mes anterior y es el mayor registro desde enero de 2004. Para los que realizaron la investigación, existe confianza en la mejora que puedan traer las políticas de Donald Trump. También influye en el sentimiento positivo de los consumidores, la evolución favorable que tuvieron los activos financieros.

 

Que los consumidores tengan optimismo sobre el futuro, es relevante para la economía porque el consumo representa el 70% del producto. De todas maneras, los analistas sostienen que en el último trimestre del año el crecimiento del PIB se desaceleró luego de haberse expandido a una tasa de 3,5% en el tercer cuarto del año. Pero en el terreno positivo de la investigación de la Universidad de Michigan se destaca que los consumidores esperan que la tasa de inflación alcance en 2017 a 2,2% mientras que el mes pasado la expectativa era de 2,4%. Y también bajó el nivel de inflación esperado para los próximos cinco años.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *