Los plazos fijos frenan su crecimiento

 

El crecimiento de los plazos fijos, que venía a ritmo sostenido durante el año, se frenó hacia octubre y desde entonces viene registrando una caída. Tasas de interés reales negativas, bajas en las Lebac y una mayor dolarización de carteras son algunos de los factores que explican el fenómeno.

 

Según Martín Polo, economista jefe de Analytica, “durante el año los plazos fijos del sector privado venían creciendo, pero en octubre- noviembre tuvieron un quiebre y desde entonces cayeron unos $ 20.000 millones”. Y en los últimos 30 días registraron “una baja del 1,5%, lo que significa unos $ 20.000 millones sobre en un stock total de casi $ 500.000 millones”.

 

Así, según cifras de Analytica, estos instrumentos dieron un salto de $ 498.000 M en julio a $ 510.000 M en septiembre, para luego caer a $ 506.000 M en octubre, subir levemente a $ 510.000 M en noviembre y volver a bajar a $ 498.000 M a mediados de diciembre.

 

“A principios de año los plazos fijos mayoristas cayeron en stock porque migraron a las Lebac, pero los minoristas continuaron subiendo y esto mantuvo al alza del monto total”, aseguró Polo. Con esto coincide Nicolás Ferrer, analista de la Bolsa de Rosario, para quien también los plazos fijos totales sólo siguieron creciendo gracias a las personas físicas, cuya participación “creció de un 51% a un 65% entre fines del año pasado y septiembre”.

 

Y esta tendencia en realidad viene de hace dos años, ya que según Ferrer “la participación de los plazos fijos de menos de $ 1 millón creció del 45% al 65% (del total de depósitos) desde 2014, mientras que los de mayor monto cayó del 60% al 50%”.

 

Lebac y tasas negativas

 

Una de las causas en la caída de los plazos fijos es que, a partir de mayo, las tasas de las Lebac empezaron a bajar y eso se trasladó a las de los plazos fijos, que ampliaron su brecha con las primeras.

 

Así, existe hoy una gran diferencia entre la tasa de las Lebac y lo que los bancos están dispuestos a pagar a sus clientes: la primera ronda el 24,75% anual, mientras que la segunda a un mes está unos 6,6 puntos porcentuales abajo. Y la brecha también afecta a los depósitos mayoristas, que tampoco pueden competir contra los instrumentos del Central: la tasa Badlar–para depósitos de más de $ 1 millón–bajó recientemen te del 20,8% al 20,3% anual.

 

Otro factor que desalentó las colocaciones en plazos fijos son las tasas reales negativas que ofrecen, según Ferrer: “El freno que tuvieron no debería sorprender, ya que los intereses pagados por estas colocaciones se mantuvieron en niveles relativamente bajos o negativos respecto a la inflación”. Esto fue impulsado, nuevamente, por las sucesivas bajas de las Lebac, que arrastraron a la baja a los rendimientos de los plazos fijos y los volvieron cada vez más “negativos” en términos reales.

 

De hecho, la tasa de las colocaciones minoristas alcanzó la semana pasada su menor nivel en casi 14 meses: para los depósitos a 30 días cayó a 17,5%, el más bajo desde el 19 de octubre de 2015 (15,12%) y un gran descenso contra el 27% de junio. Esto sigue mostrando un gran retraso respecto a la inflación actual, que anualizada ronda el 20%, y a la estimada por los analistas, que según relevamientos del BCRA ronda el 19,7%.

 

Dólar y créditos

 

Otra causa del freno de los plazos fijos que se agregó en el último mes, explicó Polo, es la volatilidad en el tipo de cambio desde que ganó Trump, acompañado en parte por el debate sobre si se iba a fijar un impuesto a los plazos fijos de más de $ 1,5 millones anuales. La apreciación mundial del dólar y la volatilidad global que provocó el “efecto Trump” generó inquietud en los ahorristas y los llevó buscar cobertura en el dólar por cualquier eventual salto del tipo de cambio. Así, en noviembre, la mayoría prefiriró dejar de renovar los plazos fijos en pesos que tenían para pasarse al billete verde. En este escenario, en que la demanda de dólares de las personas físicas venía promediando entre

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *