Aerolinea Alas del Sur

Las aerolíneas low cost vienen marchando

 

Cuando hoy por la mañana comience la Audiencia Pública Nº 218, convocada para recibir opiniones y planteos de parte de los usuarios inscriptos previamente para poder participar, previo a la adjudicación de rutas de cabotaje, el mercado aerocomercial argentino habrá dado un paso más hacia la apertura del negocio a las aerolíneas low cost (bajo costo).

 

Desde hace meses se menciona el interés de varias compañías, extranjeras y locales, en en tomar posiciones en un mercado que suponen en expansión, e incluso algunas versiones indican que el tema estaría detrás, al menos en parte, del desplazamiento de Isela Costantini de la titularidad de Aerolíneas Argentinas, debido a su oposición al arribo de la colombiana Avianca, entre otras. La audiencia pública convocada por la Administración Nacional de Aviación Civil será en el Teatro de la Ribera, en el barrio porteño de La Boca, a partir de las 9.00. En rigor, iba a hacerse en el microcine del Ministerio de Economía pero debieron cambiar el escenario por problemas técnicos en la sala.

 

La audiencia previa a la adjudicación de rutas de cabotaje será la primera que se hace en el país desde 2005.

 

En principio, hoy expondrán sus posiciones funcionarios, representantes de empresas, sindicatos y especialistas en transporte aéreo, en una instancia que no es vinculante y que está destinada a terminar con la autorización para operar de cinco nuevas empresas al mercado aerocomercial. También hay unos 80 inscriptos que presentarán sus posiciones, en un intercambio que promete levantar temperatura.

 

Nuevos jugadores

 

Las empresas que piden el ingreso al mercado aerocomercial local son Andes Líneas Aéreas, American Jet, Alas del Sur, Avian Líneas Aéreas y FB Líneas Aéreas, conocida como FlyBondi, que pidieron operar rutas de cabotaje e internacionales, algunas con cabecera en Tucumán, Córdoba, Neuquén, Rosario y desde el aeropuerto de El Palomar, en el conurbano bonaerense, según los casos. Varias de las aerolíneas como Avian (low cost de la colombiana Avianca), FlyBondi y Alas del Sur, trabajan en el segmento de bajo costo, y buscan inaugurar ese formato en las rutas locales.

 

Hasta el momento, sólo Andes Líneas Aéreas ya tiene rutas asignadas en el país. Ahora solicitó cuatro rutas de cabotaje y tres internacionales, a Lima (Perú), Santiago (Chile) y São Paulo (Brasil). American Jet comercializavuelosnoregularesycharters aéreos desde Neuquén. Por su parte, Avian Líneas Aéreas pidió rutas a ciudades del Litoral, del sur y del centro del país, todas con base en Buenos Aires y y dos rutas internacionales, a Porto Alegre y Montevideo.

 

FlyBondi solicitó 99 rutas, entre destinos nacionales e internacionales, con base en el aeropuerto bonaerense de El Palomar, mientras que la empresa patagónica Alas del Sursolicitó operar vuelos no regulares y 21 rutas regulares, todas con origen en Córdoba como origen. Además, American Jet pidió 13 rutas con base en Neuquén, siete internacionales, con destino a Bolivia, Chile, Brasil, Uruguay y Paraguay, e incluso una ruta las Islas Malvinas, una operación que depende de un acuerdo con el Reino Unido.

 

La pulseada

 

Desde los sindicatos aeronáuticos ya adelantaron cuestionamientos al arribo de los vuelos de “bajo costo”. “Decididamente vamos a impedir el arribo de las low cost. Macri quiere imponer un mercado de cielos abiertos para minar los logros obtenidos por el sector a través de Aerolíneas”, señaló Sergio Mercó, secretario de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA).

 

Las opiniones entre los gremios, sin embargo, están divididas. Desde la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), el secretario general Ricardo Cirielli apuntó que la entidad no se opone al ingreso de esas aerolíneas “porque van a dar trabajo a los argentinos”, no obstante alertó que la competencia por una cuota de mercado “no se realice en desmedro de la seguridad del transporte aéreo”.

 

El planteo es semejante al que hicieron desde la Asociación de Pilotos de Lineas Aéreas (APLA). En concreto advierten sobre los riesgos de adoptar una eventual política de vuelos de bajo costo “que por ahorrar combustible u horas de mantenimiento pueda poner en riesgo las condiciones de seguridad” de los pasajeros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *