La suba de la Fed podría afectar a activos locales

 

La suba de tasas que aplicó la Reserva Federal la semana pasada podría afectar a la Argentina por tres vías: un mayor costo de financiamiento (por la suba del bono estadounidense a diez años –UST10Y– y el Riesgo País), una devaluación del peso por un mayor fortalecimiento global del dólar y presiones bajistas sobre las commodities.

 

La suba de la tasa de referencia de la Fed, de 0,50% a 0,75%, fue la primera que aplicó el organismo desde diciembre del año pasado, luego de haber atravesado prácticamente toda la presidencia de Obama en alrededor del 0%.

 

Si bien la suba de un cuarto de punto ya estaba descontada, el cambio en la cantidad de subas que se esperan para el próximo año (tres en vez de los dos originales) generó cierto nerviosismo. El organismo indicó que en 2017 las tasas pasarán del actual 0,75% al 1,375% anual y que los incrementos seguirán en 2018 (cuando llegará a 2,125%) y 2019 (2,875%).

 

Así, el aumento en la velocidad del ajuste generó un nuevo salto en las tasas del UST10Y, que ya habían pasado con el “efecto Trump” de 1,8% hasta alrededor de 2,5%. “Pese a que la suba sigue estando dentro de lo que podría considerarse como ‘gradualismo’, como la Fed aceleró la velocidad del ajuste el UST10Y fue a buscar un escalón más arriba, hacia la zona de 2,57, y el dólar también”, aseguró Federico Furiase, economista del estudio Bein.

 

Impacto local

 

En este escenario, los analistas consideran que si la tasa del UST10Y sigue subiendo también lo hará el Riesgo País (algo que incluirá además el escenario electoral de 2017) y, por ende, se encarecerá el costo del financiamiento para Argentina.

 

De hecho, Argentina fue uno de los que hasta ahora tuvo mayores saltos en su tasa de financiamiento: antes del “efecto Trump” pagaba 6% anual promedio y ahora lo hace alrededor de 7,5%. E incluso hasta las acciones sufrieron el “efecto Fed”: el índice Merval, que había arrancado el miércoles sin tendencia definida, comenzó a bajar luego del anuncio del organismo y terminó cerrando en 1,62%.

 

Sin embargo, una ventaja para Argentina en este escenario, indicó Furiase, es que su baja deuda en dólares con relación al PIB la hace menos vulnerable a la mayor volatilidad respecto a otros países fuertemente endeudados. Y además, sostiene un informe del Banco Ciudad, el encarecimiento hacia los emergentes “podría verse atenuado ahora porque se espera que un grupo importante de economías avanzadas –como la Unión Europea y Japón– sigan teniendo condiciones de liquidez favorables con tasas cercanas a cero”.

 

Dólares y commodities

 

Por otra parte, una nueva suba de la tasa del UST10Y podría provocar el conocido efecto del flight-to-quality, es decir que los fondos salgan de los emergentes y vayan hacia ese título o se vuelquen al dólar.

 

Esto último generaría un fortalecimiento a nivel mundial del billete verde que presionaría a una devaluación del peso a nivel local, algo que ya se vio en las últimas semanas. El impacto final que tendrá esto dependerá, aseguró Furiase, de si el BCRA sigue manteniendo la actual flexibilidad cambiaria para, entre otras cosas, sostener la competitividad frente a la devaluación de los países vecinos.

 

Sin embargo, el efecto “tipo de cambio” podría mantenerse bastante atenuado durante los próximos meses por la entrada de dólares que se espera de la cosecha, el blanqueo y la deuda que coloque el Tesoro para financiar el déficit fiscal. Además, si el BCRA sigue manteniendo tasas reales positivas para las Lebac, se estima que continuará el famoso carry-trade en pesos que también le quitaría presión al tipo de cambio.

 

Por último, el tercer impacto que podría tener Argentina por un fortalecimiento del dólar sería que bajen los precios de las commodities. Aunque en este caso, aseguró Furiase, “lo bueno es que China, si bien se desacelera, todavía tiene una demanda estructural que juega a favor de las commodities agrícolas que exporta Argentina”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *