El Gobierno apunta a los dólares de los bancos

dolar

 

Por un cambio reciente en una normativa que implementó el Banco Central, los bancos se convertirán en una vía importante de financiamiento en dólares para el Gobierno en momentos en que los mercados externos están complicados.

 

A través de la comunicación “A” 6105, el BCRA flexibilizó la semana pasada los límites que impone a las entidades para que puedan usar sus depósitos en dólares, incrementados fuertemente por el blanqueo, para comprar deuda en dólares del Tesoro.

 

Para el Gobierno será una buena fuente de ingresos, considerando que durante el año los depósitos en dólares crecieron en US$ 15.050 millones por las colocaciones de deuda del Tesoro y, principalmente, por el blanqueo. Así, los depósitos del sector privado llegaban a US$ 20.736 millones a comienzos de la última semana de noviembre, tras avanzar US$ 10.114 millones durante el año.

 

Sin embargo, explicó Martín Polo, economista jefe de Analytica, con esta medida no sólo ganará el Gobierno, sino también los bancos, que por el blanqueo “están muy líquidos en dólares y no tienen forma de seguir prestando en esa moneda, pese a que el crédito en dólares también subió”.

 

Riesgos

 

Hasta ahora los bancos nada más podían comprar títulos públicos con su capital o depósitos en pesos y sólo podían prestar el 70% de sus depósitos en dólares a los exportadores o sus proveedores: es decir, aquellas empresas que podían garantizar la devolución del crédito en dólares. Y hace poco se agregó incluso a los productores agropecuarios, aunque no sean exportadores, para que puedan financiar la compra de determinados insumos, como maquinaria agrícola o sistemas de riego.

 

Esto funcionaba así para evitar el riesgo de que el Estado tomara dólares de los agentes locales teniendo ingresos en pesos, lo que podría generar un descalce. La idea era evitar, como pasó en 2002, que el endeudamiento en moneda extranjera por actores con ingresos en pesos generara incumplimientos si variaba mucho el tipo de cambio.

 

Esta es precisamente una de las críticas que le hace al sistema un analista consultado por El Economista, ya que se pondrá a los bancos en la obligación de evaluar la capacidad de repago del Tesoro –como hacen con sus clientes– según sus ingresos en dólares, por ejemplo por las retenciones a las exportaciones y los derechos de importación.

 

Pero además, otros analistas sostienen que la medida no contribuye a generar en el mercado “una mayor percepción de independencia del BCRA”, como el Gobierno se esfuerza en mostrar. Según dicen, el Ejecutivo podría evitarse este costo por ejemplo recurriendo al FMI para financiarse, ya que el organismo no impondría en el contexto actual exigencias demasiado duras.

 

Mirada optimista

 

Pese a las críticas, otros especialistas consideran que la medida del BCRA no tiene grandes riesgos. Según Polo, la resolución sólo sería riesgosa “si se la exprime al máximo, como ocurría en los ‘90, pero en el contexto actual, en el que los bancos tienen baja exposición crediticia en el sector público, no aumenta demasiado el riesgo sistémico”.

 

Además, otros especialistas recuerdan que, para evitar riesgos, se mantuvieron determinadas normas que limitan la exposición de los bancos en el sector público. En ese sentido, la comunicación “A” 6105 del BCRA establece que las entidades podrán destinar dólares de sus depósitos a la “suscripción primaria de instrumentos de deuda en moneda extranjera del Tesoro por hasta un tercio del total de las aplicaciones”. En otras palabras, las entidades sólo podrán destinar 1 dólar en bonos por cada 2 dólares que hayan otorgado en créditos a empresas.

 

Así, de los “US$ 10.000 millones ociosos” que dijo el BCRA que tienen los bancos, el Gobierno podría acceder a entre US$ 2.500 y US$ 3.000 millones por los diversos límites que establece la normativa, como la relación que estos depósitos deben mantener respecto al patrimonio neto de la entidad.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *