El equipo regresa a casa

 

Los protagonistas de la hazaña del fin de semana, y de las más trascendentes del deporte argentino, llegarán hoy al país, donde los recibirá una intensa agenda oficial y mediática. Con la Ensaladera de Plata en mano, Juan Martín del Potro, Federico Delbonis, Leo Mayer, Guido Pella y el capitán Daniel Orsanic, brindarán a las 10 de la mañana una conferencia de prensa en Ezeiza, ni bien se bajen del avión que los trasladó desde Zagreb, Croacia, con previa escala en Londres.

 

El presidente Mauricio Macri, que ya se comunicó con Orsanic después de la victoria del equipo argentino, los esperará en la Casa Rosada. “Los esperamos, vamos a trabajar para organizar algo y que tengan el merecido festejo”, le dijo el Mandatario al capitán. Cuando los jugadores salgan de la Casa de Gobierno, se despedirán luego de haber pasado más de una semana juntos, para regresar a sus ciudades natales y festejar con su gente.

 

Tandil, Azul, Bahía Blanca y Corrientes esperarán por los campeones, que lograron la hazaña tras décadas de frustraciones, cuatro finales perdidas, y una competencia tildada como maldita, que parecía inalcanzable, y que llegó cuando menos se lo esperaba.

 

Sin jugadores en el top 20, toda la copa de visitante (Polonia, Italia, Gran Bretaña) y ante la expectativa de lo que podía dar Del Potro en su retorno, Argentina consiguió un agónico triunfo ante Croacia, que aparecía como favorito por localia y presencia. Argentina estuvo abajo en el marcador durante toda la serie, arriesgó al mejor en el dobles (Del Potro), que luego remontó dos sets ante el 7º del mundo, Marin Cilic. Minutos después, Federico Delbonis, exhibió lo mejor de su tenis para concretar el sueño argentino y vencer al 20º del mundo, Ivo Karlovic, de 2 metros 11’’ y uno de los mejores saques del circuito. Todo eso, ante cuatro mil argentinos en el estadio, incluido Diego Armando Maradona, y cinco puntos de rating en Tyc Sports, y ocho en la TV Pública.

 

El logro, traerá para el equipo y para cada uno de sus integrantes, en especial Del Potro, inevitables comparaciones con anteriores hazañas del deporte local y del tenis en particular. Traerá a su vez nuevos desafíos. Argentina se sacó “la mufa” con la Davis, luego de cuatro finales perdidas, algunas en escenarios más favorables. La última vez que acarició la Ensaladera, fue en 2011, cuando cayó ante España de visitante, pero el que más recuerdos trae fue el que protagonizaron los mismos rivales en 2008, en Mar del Plata, con presencia de David Nalbandian y un naciente Del Potro. Una serie que olía a victoria y finalizó llena de cuestionamientos y que acrecentó la rivalidad entre los dos tenistas, que puede haber finalizado con el triunfo del pasado domingo.

 

Se abre también un nuevo escenario para Delpo, que jugó gratis en el 2016, con ranking protegido e invitado a varios torneos. Y aun así, logró dos de sus triunfos más importantes en su carrera, la medalla de plata en Rio 2016 y la Davis, que se suman al bronce de Londres 2012 y el US Open de 2009, cuando tenía apenas 21 años. Para Argentina, la defensa de la Ensaladera comenzará de local, ante Italia, entre el 3 y el 5 de febrero del 2017.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *