Quedan $6.000 M del BCRA y Prat-Gay se recuesta en la deuda

 

por Leandro Gabin

 

Tradicionalmente, el último trimestre del año es especialmente crítico para el Gobierno en términos del gasto. Más aún debiera ser cuando las fuentes de financiamiento automáticas que tiene el Tesoro, como los giros del BCRA, ya prácticamente están agotados. Pero este fin de año llega sin necesidades financieras para Alfonso Prat-Gay a pesar de que a la autoridad monetaria le reste transferirle tan sólo $ 6.000 millones de los $ 160.000 millones pautados para todo este año.

 

De hecho, dicen en Hacienda, con las emisiones de deuda en pesos que hicieron en el mercado local, sumado a los 2.500 millones de euros que se colocaron a principios de este mes, “ya teníamos cubiertas” las necesidades para el último tramo del año (alrededor de US$ 7.300 millones, que incluye vencimientos de capital e intereses de organismos multilaterales y bilaterales y bonos en poder del sector privado y el BCRA). “La idea siempre fue dejar de depender del BCRA y lo conseguimos este año y así será también el próximo. Nada cambiará”, dicen, escuetos, en Hacienda.

 

Según datos de la entidad monetaria, a mediados de este mes Federico Sturzenegger ya le giró a Prat-Gay $ 153.900 millones, o sea el 96% del total pautado. Los años previos, las transferencias anuales de recursos del BCRA al Tesoro (mediante el otorgamiento neto de adelantos transitorios, la transferencia de utilidades y el uso de reservas internacionales) habían mostrado una tendencia creciente, pasando de representar 0,5% del PIB en 2007 hasta 4,4% del PIB en 2015 (casi $ 260.000 millones). Llegó a representar 5,2% del PIB (con una economía más chica que la del año pasado) precisamente en 2014.

 

En cambio, la transferencia de recursos acordada para este año resultó cerca de $ 100.000 millones menor o, lo que es lo mismo, una reducción de 2,4 puntos porcentuales en términos del PIB. Para el próximo, Prat-Gay y Sturzenegger acordaron reducir ese límite a $ 150.000 millones, cifra que resulta $ 10.000 millones menor en términos nominales a las de 2016, y que implica una caída de 0,6 punto porcentual en términos del PIB. Ese monto fue incluido en el proyecto de Presupuesto para 2017 presentado en septiembre por el Poder Ejecutivo en el Congreso.

 

“Como la expansión monetaria asociada a las transferencias de recursos al Tesoro acordadas resulta inferior al aumento previsto de la demanda de base monetaria para 2017, el BCRA tendrá margen para abastecer la diferencia, o bien mediante la compra de divisas en el mercado cambiario, o bien no renovando totalmente las Lebac a su vencimiento u otro mecanismo que considere conveniente”, aclaró la entidad que conduce Sturzenegger.

 

Más allá de esto, lo cierto es que Hacienda ya no tiene necesidad de recurrir al BCRA para obtener pesos. Las emisiones de deuda que realiza el Tesoro casi semanalmente alcanzan y sobran para el gasto de cara a fin de año. Ya no es una preocupación de dónde obtener financiamiento sino a qué costo y cuidando no subirse a la bicicleta del endeudamiento sin control. Según ACM, el Gobierno ya se financió por alrededor de $ 210.000 millones en emisiones de deuda en pesos entre enero y octubre. Precisamente, mañana el Gobierno saldrá otra vez a emitir bonos en pesos ajustados por CER.

 

Para el año próximo el nuevo financiamiento que necesitará Prat-Gay será equivalente a 5% del PIB. Según Miguel Kiguel, alrededor de 1,5% lo aportará el BCRA, en tanto el mercado de capitales aportaría el 3,5% restante, y equivalente a unos US$ 20.000 millones. “Financiar US$ 20.000 millones nuevos y frescos por año en el mercado de capitales es una cifra importante para Argentina y para las economías emergentes, pero financiable en la medida en que no haya un cisne negro en los mercados globales. A pesar de que la deuda es baja, es importante ir dando señales muy claras de que a partir de 2018 la política fiscal será más dura una vez la economía haya vuelto a crecer”, espera Kiguel.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *