YPF entrega hoy uno de los acuerdos con Chevron

“Ganó Giustiniani. Hay que ser buen perdedor y cumplir con la ley”, dicen en la empresa. Detallan los beneficios del acuerdo y alertan por el precedente del caso.

 

La petrolera YPF entregará a la Justicia un acuerdo de los 26 que firmó con la empresa Chevron el 19 de diciembre de 2012 para llevar adelante un emprendimiento conjunto en Vaca Muerta, como resultado de la presentación que realizó el ex senador santafesino Rubén Giustiniani en reclamo de transparencia ante la reserva con que la gestión de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo este contrato.

 

La presentación de YPF se concretará hoy –se presume que será antes del mediodía– ante el Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 7 en función del dictamen que emitió la Corte Suprema de Justicia el 10 de noviembre de 2015, cuando ordenó al Gobierno hacer públicas las cláusulas secretas del acuerdo.

 

“Ganó Giustiniani. Hay que ser buen perdedor y cumplir con la ley. De todas maneras, recientemente se sancionó una ley de Acceso a la Información Pública que claramente nos protege y deja mucho más claro el tema. Por eso, nuestra visión es que, más allá de la buena voluntad, si se sientan precedente es un daño muy fuerte para YPF y sus 20.000 empleados, ya que los inversores se van a retraer si a la hora de firmar un contrato con YPF se encuentran en una vidriera”, señaló Sebastián Mocorrea, vicepresidente de Comunicación y Relaciones Institucionales de YPF durante un contacto mantenido con la prensa en la sede central de la petrolera.

 

Los acuerdos contractuales entre YPF y Chevron por la explotación de hidrocarburos en Vaca Muerta involucran a una serie de empresas subsidiarias que incluyen una capa adicional de protección en holdings de Uruguay y Bermudas, con el objetivo de evitar eventuales embargos por conflictos latentes que involucraban a una y otra parte en el momento de firmar los contratos: fondos buitre, en el caso argentino y derrame en Ecuador, por el lado de Chevron.

 

La operación se realizó a través de 26 contratos, de los cuales 12 fijan los términos y las condiciones legales y comerciales de la inversión y operación, mientras que los 14 restantes hacen foco en el cumplimiento de las condiciones contractuales en función de las acciones de Chevron.

 

Uno de esos 26 contratos -que lleva por título Proyect Investment Agreement (PIA) será entregado por YPF en sede judicial hoy antes de las 13. De esta forma, la petrolera cumplirá con los sucesivos fallos judiciales que llegaron hasta la máxima instancia, la Corte Suprema de Justicia, que avalaron la presentación de Giustiniani en cuanto al acceso a los detalles y las cláusulas del convenio.

 

Mocorrea anticipó detalles de la respuesta que la empresa dará a la Justicia. El ejecutivo de la petrolera argentina se limitó a transmitir la posición de YPF de cara al escenario judicial, acompañado por Daniel González (CFO); Germán Fernández Lahore (vicepresidente de Servicios Jurídicos) y Pablo Vera (gerente de desarrollo de negocios). “El acuerdo con Chevron no es más secreto que la mayoría de los que tiene esta compañía, con las reglas de confidencialidad y estándares normales del mercado, regidas por el derecho privado. YPF es una sociedad anónima, no es monopólica, y compite con otras empresas”, remarcó Mocorrea. Más allá de que en sede judicial se cumplirá con la formalidad de entregar “uno de los 26 contratos firmados, no tenemos nada que ocultar y pondremos la totalidad de los mismos a disposición”, dijo el responsable del área de comunicación de la petrolera.

 

“Vaca Muerta necesita entre US$ 20.000 y US$ 25.000 millones de inversión en los próximos seis años para ponerse en escala. Si se logra este objetivo, Estados Unidos y Argentina van a dictar las reglas de juego”, añadió Mocorrea.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *