Vidal con aliados reafirma Cambiemos

 

En el día de su cumpleaños, la gobernadora María Eugenia Vidal estuvo rodeada de buena parte de su gabinete, dirigentes de su partido y referentes de las fuerzas aliadas que integran Cambiemos. No para el festejo de su natalicio, sino para lanzar la mesa provincial de la coalición de gobierno con mira a las elecciones legislativas de 2017. El encuentro, que fue reservado, se llevó a cabo en City Bell, en las afueras de La Plata, y trazó los primeros contornos de la estrategia electoral. Pero, sobre todo, dio imagen de unidad, luego de algunos conflictos internos con sectores del radicalismo. Por caso, el presidente del Comité Provincial, Ricardo Alfonsín, quien fue uno de los protagonistas del encuentro, sentado muy cerca de Vidal.

 

Este tipo de presentaciones ya se convirtió en modalidad extendida en Cambiemos. Hace algunas semanas se formó la de Santa Fe, el fin de semana fue el turno de Córdoba y hoy será el de Neuquén. El objetivo del PRO, partido de gobierno, es “fidelizar” a los aliados en todos los distritos. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, el vicegobernador, Daniel Salvador, el ministro de Gobierno provincial, Federico Salvai, representantes de la Coalición Cívica y del partido FE, que conduce el gremialista Gerónimo “Momo” Venegas e intendentes de esos espacios formaron parte del encuentro. Entre las ausencias, se notaron las de Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y tradicional armador en territorio bonaerense, y de Elisa Carrió, que pretende ser candidata en el distrito.

 

Los partidos

 

En el PRO ya tienen claro que Vidal va a ponerse al hombro la campaña. Su buena performance en las encuestas se lo permite. Y también que tendrá un rol clave en la determinación de los candidatos. Una señal la dio hace unas semanas cuando decidió presidir el partido en la provincia a partir del 2 de octubre y dar por finalizada la intervención judicial. El intendente de Vicente López, Jorge Macri, tendrá a su cargo la vicepresidencia, mientras que el ministro de Gobierno, Federico Salvai, será el tercero en el nuevo organigrama. El resto de la comisión directiva estará integrada por otros treinta dirigentes de las secciones electorales y las distintas líneas internas del PRO.

 

El otro socio en Cambiemos, la Unión Cívica Radical, también está camino a actualizar sus autoridades. En este caso, el vicegobernador Daniel Salvador podría ser el dirigente del consenso. El objetivo también es lograr una lista de unidad detrás de su figura. La imagen de ayer, con Alfonsin sentado a la mesa, como presidente saliente, acerca al acuerdo. Según pudo saber El Economista, en la propuesta más avanzada, el sector de Salvador sumaría 9 miembros a la conducción; el de Alfonsín, 7; otros 7 ligados al legislador Maximiliano Abad; mientras uno quedaría para el foro de intendentes partidarios. El 23 de septiembre próximo vence la fecha tope para presentar las listas.

 

De esta manera, los principales partidos de Cambiemos estarían a cargo de las cabezas del Ejecutivo provincial, en un intento de ofrecer mayor institucionalidad a la coalición de gobierno.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *