Quintana pidió confianza en el país

El secretario de Coordinación Interministerial, Mario Quintana pronosticó una fuerte reactivación económica en 2017.

 

Mario Quintana, es una voz muy escuchada –y respetada– en el Gobierno Nacional, pero no suele tener mucha prensa. Conforma junto al Gustavo Lopetegui un tándem que alinea a los principales referentes económicos según los humores presidenciales. Además, tiene experiencia en el sector privado, a partir de su gestión como titular de Farmacity y cabeza visible del fondo de inversión Pegasus.

 

Por eso su palabra tiene un valor especial, si se quiere, en el contexto del Foro de Inversión y Negocios, un empresarial de proporciones que trajo al país a más de 1500 empresarios y CEO de varias multinacionales y ante los cuales el Gobierno nacional en pleno está presentando los cambios macroeconómicos y regulatorios puestos en marcha desde su asunción, oportunidades de negocio en áreas clave como infraestructura, energía y agroindustria, e intentando seducirlos para apoyar con millonarias inversiones este particular momento del país.

 

Durante su presentación en el Foro de Inversiones, el secretario de Coordinación Interministerial de la Jefatura de Gabinete, Mario Quintana, aseguró ayer que el desafío es lograr una economía competitiva y estimó que en 2017 se acentuará la reactivación. “Tenemos la tarea de hacer un país más competitivo, no al costo de menores salarios”, consideró el funcionario al abrir un plenario denominado “Agenda de Negocios”.

 

Cambio de pantalla

 

Observando los meses transcurridos, Quintana afirmó que “cuando asumimos teníamos una conjunción de problemas heredados, con poca chance de éxito. Pero ahora podemos decir que muchos de los desafíos fueron superados”. Llevando agua para el molino oficial, el funcionario no perdió la oportunidad de señalar que el Indec había difundido minutos antes el dato de inflación correspondiente a agosto, que registró el 0,2%, la tasa “más baja en muchos años”. No lo aclaró pero fueron concretamente, diez años.

 

Esto le dio pie para explicar que “el fantasma de la inflación empieza a ser controlado”, una de las mayores preocupaciones de los inversores al momento de tomar la decisión del desembarco. Luego advirtió que “es un proceso que llevará tiempo” hasta que se consolide. En ese sentido, el funcionario aclaró que “Hay que trabajar sobre las grandes trabas que impiden a la Argentina crecer y generar empleo sin bajar el nivel de salarios”. Respecto de la actividad económica, Quintana estimó que “estamos confiados en que hacia fin de año se va a superar la recesión” y pronosticó que la expansión económica “se verá más clara el año que viene”. El funcionario planteó que “lo más difícil de resolver son lograr los cambios estructurales que nos permitan dejar atrás la inestabilidad” y se mostró entusiasmado en “lograr los consensos necesarios para lograr las bases de un crecimiento de largo plazo” para el país.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *