¿Qué mercado es más conveniente para cada tipo de inversor?

Los inversores pueden encontrar oportunidades de inversión en cualquiera de estas economías, sólo tienen que saber qué buscar en cada una de ellas.

 

por Dolores Ugarte

 

Para el inversor que desea jugar en el campo internacional, diferenciar los distintos tipos de mercado es esencial. La categorización de éstos lo ayudará para conocer la clase de activos por los que puede apostar y el riesgo implícito en cada uno de ellos.

 

Así, encontramos tres tipos: desarrollados, emergentes y de frontera. ¿Cuál es el mejor mercado? No hay una única respuesta, sino que depende del objetivo y del perfil de riesgo del inversor. Un portafolio global debería incluir de manera diversificada una porción de cada mercado para capturar las bondades de cada uno.

 

Los desarrollados

 

El concepto de mercados desarrollados engloba a los países más avanzados económicamente, y con mercados de capitales maduros y profundos. Estados Unidos, Japón, Alemania, Reino Unido y Australia son ejemplos, con niveles significativos de ingreso per capita.

 

El abanico de instrumentos de inversión que este tipo de mercado ofrece es muy variado, pero se destacan las acciones blue-chip. Son papeles de empresas mundialmente reconocidas, líderes en sus rubros y financieramente muy sólidas, que el mercado valora en miles de millones de dólares.

 

Gabriel Holand, director de HR Global, explicó que un inversor cuando apuesta por un mercado desarrollado lo que está buscando es “proteger la cartera” y que, a la hora de elegir determinados activos desarrollados, los “bonos de bancos norteamericanos al 2020- 2021 que rinden arriba de 3%” son sus preferidos.

 

Por otro lado, Lucas Gardiner, desde Portfolio Personal, afirmó que “con los rendimientos que ofrece el mundo en los mercados desarrollados es complicado obtener una buena performance en los portfolios. Los bonos soberanos de estos países no rinden prácticamente nada y creo que el riesgo de una suba de tasas en EE.UU. en el 2017 o 2018 podría afectar considerablemente el precio de los bonos”.

 

En consecuencia, el experto recomienda posiciones de mediano plazo, con una duration no mayor a cinco años como máximo. En lo que respecta al mercado de renta variable, Gardiner afirma que existen acciones con muy buena performance y otras que han sufrido caídas muy grandes. “Puede haber potencial en acciones del mercado europeo pensando en un horizonte de 3 o 4 años, el petróleo también creo que está en precios atractivos para posicionarse pensando en los próximos años”, aseguró.

 

Las emergentes

 

El riesgo del mundo emergente también es una oportunidad para que los inversores menos conservadores puedan aumentar su capital más rápido. Y esto no sólo queda acotado al espectro de acciones sino que también hay gemas en los títulos públicos. Como estos países tienen calificaciones crediticias inferiores a los avanzados, evidencian un diferencial de tasa que compensa el riesgo extra.

 

Gardiner, respecto a los mercados emergentes, ve potencial en Brasil. “En términos de renta fija, con excepción de Argentina, rinde 150/100 puntos básicos por encima de los países de la región y creo que es principalmente por aspectos políticos que deberían ir solucionándose con el tiempo. Creo que los bonos más atractivos soberanos son el Brasil 2034 y Brasil 2037 con rendimientos por encima del 5,50%”, reflexiona.

 

Holand concuerda y recomienda los bonos soberanos brasileños pero también agrega los bonos corporativos de Petrobras.

 

“Creo que recuperaron mucho y tienen upside ante la próxima mejora del mercado amén de rendir una buena tasa”, señala en diálogo con El Economista.

 

La frontera

 

Se trata de inversiones en países que son económicamente menos desarrollados que los emergentes. Incluso puede haber ausencia de una Bolsa de Valores propia. Países como Bulgaria, Nigeria, Kenia, Pakistán, Vietnam y Argentina están en esta lista. Por lejos, son los más riesgosos para posicionar el capital. Pero he aquí el atractivo: el potencial de elevado crecimiento y retornos esperados los vuelven muy seductores para los inversores temerarios, con elevada tolerancia al riesgo.

 

Para el director de HR Global, el mercado de frontera más atractivo es el local. “Recomiendo todo tipo de bonos de Argentina: soberanos, sub soberanos y corporativos. Aquí la apuesta es que en junio del 2017 pasemos de frontera a emergente y eso llevaría a una caída del riesgo país y la correspondiente apreciación de capital que, en el caso de los bonos más largo, puede superar el 5%”.

 

Gardiner también apuesta por la misma estrategia. “En mercados de frontera tenemos a Argentina, donde creo que hay un potencial enorme, tanto en el mercado de renta fija como en el de renta variable. Todavía hay rendimientos de bonos largos por encima del 6,50% que, si se compara con países de la región, están 100 puntos básicos por encima de Brasil y 200/250 por encima de Chile, Perú y Colombia”, recalcó.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *