Optimismo oficial con el mini-Davos que arranca mañana

El objetivo central es aumentar el flujo de inversión extranjera directa que llega a la economía.

 

El Argentina Business and Investment Forum, que comienza formalmente hoy con una gala en el Teatro Colón (los paneles arrancarán recién mañana), se ideó con el objetivo central de aumentar el flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) que arriba hacia estas pampas. Hoy es escaso y puede ser, confían en el Gobierno, mucho más significativo. Hay mucho margen para que la IED, que está creciendo tímidamente, dé un gran salto.

 

La inversión es la variable más virtuosa por excelencia para aumentar la tasa de crecimiento de la economía, y es un motor que la Casa Rosada pretende encender cuanto antes para tener que depender menos del gasto público y el estímulo al consumo.

 

El mini-Davos, apodo que recibió el foro, no es un evento aislado sino un paso más en la búsqueda para aumentar el torrente de IED. Desde el 10 de diciembre, el Gobierno ha hecho “los deberes” (por ejemplo, liberar el cepo para el giro de dividendos y utilidades) para aumentar el menguante share que hoy tiene el país de toda la IED que viene a la región: unos US$ 200.000 millones por año.

 

Sabe, sin embargo, que deberá seguir mostrando más avances para captar esos capitales productivos. Pero confía en que ya ha desactivado varias bombas como para armar un CV interesante y ya se empiezan a ver algunos brotes verdes aunque, lógicamente, en la Casa Rosada hubieran deseado que sean más robustos para esta altura del año.

 

“Poco a poco la economía se está ordenando, recuperamos el valor del diálogo político dentro y fuera del país y comenzamos a hacer frente al narcotráfico. En los próximos seis meses comenzaremos a cosechar parte de lo que con tanto esfuerzo sembramos. Con la inflación en baja, la inversión en alza y el aporte del mayor plan de infraestructura de la Historia del país (ya hay casi mil kilómetros de autopistas en obra), confiamos en que la economía y el empleo empezarán a crecer en los próximos meses”, escribió el Presidente ayer en una columna publicada en el diario Perfil.

 

“Ya es un éxito” El optimismo oficial es grande, como siempre. Tan optimista es que uno de los hombres más poderosos del Gobierno, Marcos Peña, dijo “ya es un éxito antes de que comience”. Curioso pues no se conocieron anuncios de inversión, justamente el objetivo del encuentro.

 

Peña aludía a que la concurrencia será muy buena, y seguramente se escuchen palabras y frases muy positivas para con el rumbo tomado por el país desde el 10 de diciembre. Y ese “mimo” de los CEO globales también será un objetivo del foro, aunque secundario. Y quizás un mensaje para los empresarios locales (no participarán muchos) para que se pongan a invertir ya que esa es la clave para que se mueva la rueda. Ya lo había advertido Alfonso Prat-Gay hace un tiempo cuando le dijo a los hombres de negocios locales que se apuren porque si no iban a “venir los afuera” porque “este es un tren que ya arrancó”.

 

La agenda

 

Por supuesto, “los deberes” están lejos de estar concluidos y el grueso de las medidas tomadas desde el 10 de diciembre se han instrumentado para poner al país en pie de igualdad con sus competidores regionales, y globales. Persisten grandes temas sin resolver, y que seguramente sobrevolarán el foro. Algunos son los altos costos logísticos, la elevada presión tributaria, el elevado atraso cambiario, la escasez de acuerdos comerciales para ingresar a otros mercados y la lista puede seguir. También hay cuestiones más estructurales como el “riesgo argentino”, correlato de una economía muy volátil y propensa a las crisis.

 

“No hay un país en el mundo en el que haya más oportunidades que en la Argentina porque es un país que está subinvertido en todos los sectores”, manifestó Peña en las vísperas del mini -Davos. ¿Se podrán “matchear” las oportunidades con los capitales? Seguramente hay algún anuncio, o promesa, para generar la impresión de que el foro sirvió y no quedó únicamente en lo discursivo. La verdad, sin embargo, se conocerá más adelante. Es una carrera de largo aliento y el Gobierno deberá seguir seduciendo al capital.

 

Te puede interesar

One Comment

  • Samuel Golbert dice:

    Los esfuerzos del Gobierno para lograr lo que no se dió hasta el presente,-la lluvia de dólares, las inversiones que el gobierno aseguraba que estaban ya acordadas, el blanqueo, (famelico) y ahora el MINI DAVOS.-
    El DAVALOS ORIGINAL, no mostró grandes éxitos,. En general fue decepcionante.- ¿Que se puede esperar de este intento?
    Según trascendidos del Gobierno se adelantaba interés de capitales holandeses.- Desde el lado holandes se confirmaba ese interés en explotación agropecuaria y en aguas.- Este último bien muy buscado en todo el planeta.-¿Acaso nos interesa que vengan a comprar campos? Hay alguien en el Gobierno que se atreva a entregar algún ojo de agua? La Ley dice NO.-
    sAMUEL gOLBERT

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *