Optimismo de Peña y críticas mesuradas de la oposición

El jefe de Gabinete aseguró que “estamos camino a la baja gradual de la inflación”, en un nuevo informe ante el Senado.

 

Al mismo tiempo que el Indec divulgada los indices de pobreza, y el presidente Mauricio Macri brindaba una conferencia de prensa en Olivos, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y su equipo, se presentaban en el Senado para dar el segundo informe de gestión ante la Cámara Alta y el cuarto en lo que va del año en el Congreso.

 

Secundado por Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, Peña cumplió con lo dictado por el artículo 101 de la Constitución de la Nación, –“es deber concurrir al Congreso al menos una vez por mes, alternativamente a cada una de sus Cámaras, para informar la marcha del Gobierno”– y respondió las más de ochocientas preguntas redactadas por los senadores. El jefe de Gabinete de Macri va en camino de superar el récord de Jorge “Coqui” Capitanich, que es, hasta el momento, el jefe de ministros con mayor porcentaje de presencias ante los legisladores. Un 88% para el actual intendente de Resistencia; el de menor, Aníbal Fernández, que en sus casi tres años en el cargo, jamás asistió al Congreso.

 

Números y optimismo

 

Casi cinco horas de sesión, y en un recinto poco concurrido, el jefe de ministros afirmó: “Estamos camino a la baja gradual de la inflación. Se va recuperando y fortaleciendo el salario real mes a mes”, al pronosticar 1,5% para el mes de septiembre. Aseguró también que el crecimiento del año próximo será entre el 3% y el 3,5%, en linea a los números que presenta el Presupuesto 2017.

 

“Todo lo que ocurrió con las tarifas fue un aprendizaje y un entendimiento que nos permite tener un marco más gradual”, expresó Peña, al referirse a uno de los temas más preguntados por los senadores, y agregó que “seguramente se podrían haber hecho cosas distintas pero estamos en un marco donde se observa que las instituciones funcionan”, valoró a su vez, el fallo de la Corte Suprema de Justicia.

 

Consultado por el desempleo, y por los indices de pobreza que trascendieron durante la sesión, Peña señaló que el número de despidos durante la gestión macrista es de 100.000 trabajadores, restando veinte mil a la cifra indicada por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, semanas atrás ante los diputados. Le confirmó, por caso, al senador Juan Manuel Abal Medina, que “considerarán” el proyecto sobre emergencia social que el exjefe de Gabinete presentó junto a organizaciones y respaldo de la oposición.

 

A pesar de contar con un escenario desfavorable –15 senadores propios sobre 72– el Gobierno logró en la Cámara Alta mayores consensos que en Diputados, al recibir en tratamientos clave, como acuerdo con holdouts o superley, el respaldo casi total del bloque PJ-FpV. Peña no desconoció el gesto de la oposición y destacó el “muy buen trabajo legislativo y la capacidad de acordar leyes muy trascendentes que van a ayudar mucho a consolidar el proceso de crecimiento del país” y agradeció, en particular, al Frente para la Victoria. El funcionario consideró que “gobernar en minoría nunca es fácil” y le indicó a los legisladores que “la posibilidad de entender que la tarea del Parlamento debe ser la de ser un espacio de discusión de ideas es central para lo que es el futuro del país que queremos”.

 

A diferencia de lo que sucede en la que el ministro visita la Cámara de Diputados, los informes en el Senado exhiben un clima más cálido y no son necesarias, en general, las chicanas, herramienta altamente utilizada por Peña en la Cámara Baja, donde hay setenta diputados kirchneristas.

 

Curiosidades

 

En su última visita a Diputados llamó la atención de la prensa asistente y de diputados opositores el armado de un “bunker” de diez metros por diez, ubicado en el salón de los Pasos Perdidos, integrado por decenas de asesores que le acercaban a Peña los apuntes sobre aquellas preguntas “improvisadas” por los diputados. Ayer, en el Senado, provocó el enojo de los fotógrafos la decisión de la presidencia de la Cámara Alta de impedir a los trabajadores de prensa el ingreso al recinto.

 

Críticas de Pichetto

 

El senador rionegrino, y jefe del bloque PJ-FpV en la Cámara Alta, no perdió oportunidad y alarmó, nuevamente, por la inseguridad a causa de la inmigración en el país. “Yo miro el control migratorio desde el abordaje de la inseguridad y de cómo se cuelan delincuentes de países cercanos”, aseguró, al reclamar que Migraciones se mude a la cartera de Seguridad, y avisó: “El tema sirio es loable, pero si no ajustamos con los organismos de seguridad internacionales, se nos puede colar un problema”.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *