No se espera más tasa, la Bolsa mejora pero los bonos no

Con malos datos en EE.UU. el dólar bajó contra casi todas las monedas del mundo y los inversores no esperan que la Fed suba la tasa la semana próxima. En Argentina no mejora el rojo fiscal y eso debilita los bonos pero la Bolsa tuvo una rueda de alivió: subió 2%.

 

por Luis Varela

 
Con la mirada puesta en la reunión que tendrá la Reserva Federal el martes y miércoles de la semana próxima, los mercados del mundo encontraron ayer una rueda de alivio, después de muchos días con los precios de casi todo para abajo, con descensos que en muchos casos llegaron al 10%.

 

El elemento que motorizó el freno en la caída y algún repunte interesante en muchas cotizaciones tuvo que ver con los datos económicos que viene mostrando Estados Unidos y con la expectativa de que la Fed pueda subir la tasa de interés este mes, o que deba esperar hasta diciembre, después de que el pueblo norteamericano elija al sucesor de Obama.

 

Ayer se conocieron varios indicadores importantes: la producción industrial norteamericana bajó 0,4%, los precios mayoristas de esa economía estuvieron sin variación en agosto, sus ventas minoristas bajaron más de lo esperado el mes pasado y los pedidos de seguros por desempleo continúan en mínimos de dos meses. Todos esos semáforos, entre amarillos y anaranjados, reducen, al menos por ahora, la perspectiva de suba de tasas, lo cual hace menos atractiva la posición en moneda norteamericana.

 

Por eso, el dólar achicó ayer posiciones contra casi todas las monedas del mundo. Bajó contra el euro, contra la libra, contra el franco suizo, contra el yen y el yuan. Y también perdió terreno en Brasil y Chile, dos mercados muy ligados a Argentina donde el billete verde estuvo subiendo en las últimas jornadas. De hecho ayer en Brasil el dólar bajó de 3,35 a 3,30 reales y en Chile achicó de 680 a 671 pesos.

 

En Buenos Aires, un mercado que siempre navega en vientos diferentes, el dólar subió otro centavo, hasta $ 15,28 el oficial y $ 15,42 el blue, y se vio un incremento más importante en el resto de las monedas: el euro subió tres centavos, el real se incrementó siete centavos y la libra esterlina aumentó 10 centavos.

 

Junto con esta tendencia cambiaria, se conoció ayer la proyección que el Gobierno estableció en el Presupuesto para el 2017 y las expectativas que va dibujando para todo el mandato de Macri. En ese sentido, el mercado rumió con bastante interés dos números deslizados para 2019: el Ejecutivo espera para el último año de este Gobierno de Macri una inflación del 6,5% anual y un dólar de $ 23.

 

El dato que más preocupó a los inversores en las proyecciones que va diseñando el Ejecutivo tiene que ver con el déficit fiscal.

 

Con ese elemento en el centro de la escena, los bonos argentinos volvieron a apuntar para abajo, en algunos casos con los peores precios de los últimos cuarenta días. Así y todo, en el mercado abierto electrónico se destacó una suba del 1 al 3,6% para los bonos BPMD, H23N6, PAY0, PARY, PARYD, BD4C6, PARA, PBJ27, CO17 y TVPP, y una baja del 0,5 al 1,4% para los bonos PUM21, TVPA, DIP0 y PUO19.

 

La declinación externa del dólar y la expectativa de que la tasa de la FED no suba por ahora, generó un panorama más estable con las materias primas. Con mínima suba, el petróleo terminó levemente por debajo de los 44 dólares. El oro tuvo un leve descenso, pero la onza de plata actuó con cotización sostenida. En general, los metales básicos estuvieron otra vez para arriba, salvo el níquel, que cede más. Y en la Bolsa de Chicago, los cereales frenaron la caída libre: la soja mejoró algo, y hubo bajas leves para el maíz y algo mayores para el trigo.

 

En el mercado local también hubo mucha conversación alrededor del foro de inversiones, donde se llegó a hablar de inversiones futuras muy importantes, por hasta US$ 40.000 millones. Entre esas promesas y el clima general externo menos negativo, la Bolsa local pudo tener un día de recuperación después de las fuertes bajas de los últimos días.

 

Considerando que el índice Merval de papeles líderes había tenido una caída del 6,3% desde el jueves de la semana pasada, la Bolsa porteña logró recuperar ayer casi 2%, con un volumen de negocios algo más entonado: $ 270 millones en acciones.

 

Mientras se anotó una suba del 1 al 1,6% en los índices de la Bolsa de Nueva York y una mejora del 1,5% en la Bolsa de San Pablo y del 0,3% en la Bolsa de México, en Buenos Aires se sigue notando un avance en los papeles menores. Ayer hubo un salto del 3 al 8,3% para Casado, Banco Patagonia, Pampa Energía, Agrometal, Quickfood, Costanera, Ledesma, Santander Río, Tenaris, Petrobras Brasil y Transener. Y una baja del 1 al 4,6% para Introductora, Juramento, Comercial del Plata, Polledo, Petrolera Pampa, Capex, Rosenbusch, Consultatio, Semino y Celulosa. En los ADR argentinos en Nueva York mientras tanto, fueron todas sonrisas, con subas del 1 al 5,2% para Pampa Energía, Nortel, Ternium, Globant, Tenaris, Irsa Prop, Edenor, Telecom, Macro, Cresud y Galicia.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *