Motos, el peor año desde 2009: ¿hay que proteger al sector?

A diferencia de lo que ocurre con los autos, el norte del país es clave para la actividad.

 

por Luis Varela

 

El sector de las motocicletas es fundamentalmente un mercado de importación, pero tiene una veintena de pequeñas empresas que trabajan en el país, esencialmente en el Gran Buenos Aires, en Rosario y en Córdoba. Casi todas son fabricantes de algunas partes y armadoras del resto de las unidades con piezas importadas.

 

Con la devaluación y la tremenda suba de costos que hubo en Argentina de los últimos doce meses, los precios de las motos locales se fueron a las nubes. Sólo por citar extremos, la moto más barata de Argentina se vende a casi US$ 700 y la más cara ronda los US$ 65.000, mientras que cruzando la frontera, en Paraguay, Uruguay o Chile, los mismos productos se consiguen entre US$ 480 y US$ 37.000.

 

En los primeros meses de este año hubo una brusca caída de hasta el 22% en el patentamiento de unidades.

 

Sin embargo, agosto llegó con un cambio significativo. El mes pasado se patentaron 42.766 motos, 13,3% más que en agosto del año pasado. Con esto el mercado de 2016 queda con una baja de casi 5% respecto de 2015 y se convierte en el peor año desde 2009. El vuelco de actividad que se vio en agosto, según se dice en las concesionarias, se dio por la aparición de descuentos y bonificaciones, más algunas reacciones por las últimas medidas oficiales.

 

Para explicar por qué se dio el repunte, Facundo Lippo, gerente comercial de Motomel, dijo que “el notable cambio de tendencia de agosto se debe a varios factores: la recuperación de cierto nivel de poder adquisitivo producto del cobro de aguinaldo, el estancamientos de precios de los productos y la mayor liquidez del mercado como resultado de la baja de las tasas”.

 

Por su parte, Fredi Vera, presidente de la Cámara Argentina de Concesionarios de Motos (Cadecom), consideró que el repunte se dio porque “el consumidor tuvo en cuenta el menor impacto que tendría la tarifa de servicios. Ese tema fue una preocupación durante un tiempo y con algunas medidas se disiparon algunas incertidumbres, por lo que colaboró a que el público se anime a consumir nuevamente”.

 

En el sector dicen que en el país hay unas 10.000 personas que trabajan en la fabricación de motopartes y toda la línea. Hay varias empresas que fabrican determinadas partes y suman el resto importado. Vera señaló que en el país “actualmente casi todas las motos que se venden son importadas, la mayoría son chinas y en menor medida brasileñas o indias. Existen fabricantes de motopartes, pero la gran problemática se concentra en los costos, muy superiores a lo que se consigue en origen. Y para hacernos competitivos hay que trabajar fuertemente para que puedan articular con las terminales. Se debería legislar para que las motos armadas tengan más partes locales. En toda la cadena del sector hay mucho por hacer y esto es por el gran salto de consumo que se inició hace 15 o 20 años, un tiempo muy corto como para desarrollar íntegramente a este mercado”.

 

Al consultarlos sobre el precio de la motos que se venden en Argentina, en comparación con los precios de las motos que se venden en los países limítrofes, Lipo de Motomel señaló: “El precio de la moto en Argentina respecto a la relación con el salario local está en unos de los niveles más bajos de la Historia, pero con respecto al resto de los países sabemos que todo tipo de producto local tiene diferencias debido al alto costo de mano de obra local, los altos costos logísticos y la importante presión impositiva. En los países vecinos los impuestos son menores e incluso algunos tienen promoción industrial para la moto”.

 

Leandro Iraola, titular de Corven Group, detalla que en el país se fabrica todo tipo de partes: piñones, coronas, asientos, chasis, plásticos, cuadros, amortiguadores… “los precios en general son como los de Brasil, con Chile no se puede comparar porque no paga impuestos por lo tanto no es comparable.

 

El peso de las provincias

 

En comparación de lo que ocurre con los autos, en la estructura de venta de motos, tiene mucho más peso la participación de las provincias, sobre todo las del norte. ¿Por qué ocurre esto?

 

Lippo: Eso es real y los factores son varios. La moto está considerada en el interior como el medio de transporte social y esto se debe por un lado a la poca y casi nula oferta de transporte público, las cortas distancias de recorrido de la ciudad, la seguridad y por otro lado el poder adquisitivo del interior.

 

Vera: Históricamente NEA y NOA son las regiones más consumidoras de motos debido a que el menor poder adquisitivo de esas zonas los llevó a encontrar en la moto un vehículo eficaz y barato. Sin duda la moto es una solución para todo el sector más sensible de nuestra sociedad. Reemplazó al ineficiente transporte público y ayudó a los trabajadores a llegar a tiempo a sus empleos, y también compartir con la familia los momentos de ocio y diversión. Últimamente, en la provincia de Buenos Aires, el patentamiento creció de manera exponencial, esto seguramente obligará a las autoridades a reformular acciones para recibir a las motos en el contexto vial actual

 

Para Lippo, “Este año el mercado de motos encontrará su piso con una caída del 7% aproximadamente respecto a 2015, pero consideramos que el año próximo tendrá un importante repunte. Aparecerán nuevas marcas y productos que despertarán cierta entusiasmo del público amante de las motos que durante años, por diversos factores, han estado muy insatisfechas”. E Iraola va en la misma línea: “Soy optimista. Las cosas que está haciendo el Gobierno están bien, pensando en el mediano y el largo plazos. Bajar la inflación es clave, arreglar con el mundo también y por supuesto cuidar la industria, principalmente en los sectores sensibles”.

 

Conocidas las necesidades del sector debe decirse que el mercado de motos es muy diferente al de los autos. En general, los compradores de motos son personas con ingresos más reducidos. Durante las últimas temporadas era usual que por cada 100 autos nuevos vendidos se colocaban 74 motos. Pero en lo que va de 2016, sin embargo, los autos están anotando un repunte en comparación con lo ocurrido en 2015, pero las motos siguen para abajo. Y ahora, en lugar de venderse 74 motos cada 100 autos, se están vendiendo 65.

 

Según los datos provistos por la Cámara de Concesionarios de Motos, por lo que se vio hasta ahora, en 2016 se venderán unas 454.000 unidades, casi 5% menos que en 2015 y la menor cantidad desde 2009, luego de haberse vendido en el récord de la historia nada menos que 712,167 unidades en 2013, el año a todo fuelle impulsado por el consumo kirchnerista.

 

El reparto del mercado

 

En la radiografía del sector se observa que cuatro marcas se quedan con el 70% de las ventas: Motomel es líder con el 18,5% de los patentamientos, Zanella está segunda con el 16,3% y luego siguen Corven 13,9%, Honda 13,1% y Yamaha 8,2%. Esta participación marca un cambio en las que mandan en el mercado. En 2014 las tres marcas más vendedoras eran Honda, Motomel y Yamaha, mientras que en 2015 el podio fue encabezado por Motomel, Honda y Corven.

 

En las ventas por región es llamativa la participación de las provincias del norte. En ocho meses de este año la líder es obviamente la provincia de Buenos Aires con el 28,6% de las ventas, sigue Santa Fe con el 9,2%, Córdoba con el 8,1% y luego están Chaco 7,6%, Tucumán 6% y Salta 4,3%, todas por arriba de la Ciudad de Buenos Aires que apenas llega al 4,1%.

 

¿Qué hay detrás de estos números? En los primeros ocho meses de este año unas 94.000 motos se vendieron en el norte argentino. De esa cantidad unas 22.000 motos fueron al Chaco, unas 18.000 a Tucumán, 13.000 a Salta, 12.000 a Corrientes, 10.000 a Misiones y Formosa y 9.000 a Santiago del Estero. La mayoría de las personas que compraron unidades en esas provincias pertenecen a sectores de bajos ingresos. Por una estructura de costos e impuestos desmedidos, esas personas están pagando por sus herramientas de transporte básico precios 40% más altos que en los países vecinos.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *