Los consejos de Lagarde para la economía global

Ante el desafío de recuperar el crecimiento económico mundial, lo primero que hay que evitar son los errores como volver al proteccionismo, dijo la titular del FMI

 

Christine Lagarde, en una conferencia en Chicago realizó una descripción pormenorizada de la economía mundial y dejó en claro que hay motivos de preocupación que de satisfacción.

 

En la columna de los hechos positivos destacó que “En los países de mercados emergentes y en desarrollo —en los que vive el 85% de la población mundial— hemos visto más avances para más personas que en cualquier otro momento de la Historia: la tasa de mortalidad infantil ha bajado, la de esperanza de vida ha aumentado; la pobreza absoluta ha disminuido y las tasas de matriculación escolar están subiendo”. Le adjudicó una parte importante de ese éxito a China pero también destacó el avance logrado por otros países.

 

Lagarde volvió a incursionar en un tema recurrente para el FMI que es el de la desigualdad al que describió como “un fenómeno en muchos países, tanto ricos como pobres, ha asestado un golpe verdaderamente duro en los países avanzados, donde el ingreso real de muchos se ha ido deteriorando —o ha aumentado a una tasa mucho más lenta— y los logros económicos del pasado parecen están en peligro”.

 

Pero en línea con un documento del FMI difundido el martes alertó “que la solución para mejorar la situación de la gente no es recurrir al proteccionismo ni a otras recetas económicas que no han dado resultado en el pasado”.

 

La titular del FMI hizo un repaso de la situación económica global a la que calificó como débil yfrágil y sostuvo que las economías avanzadas deberán hacer reformas pero se refirió favorablemente a la situación del mercado de trabajo en Estados Unidos.

 

Pero afirmó que “las perspectivas de las economías de mercados emergentes y en desarrollo deben verse con un cauto optimismo. Después de haber impulsado la reactivación mundial tras la crisis financiera de 2008, estos países seguirán contribuyendo más de las tres cuartas partes de la tasa global de crecimiento mundial durante este año y el próximo”.

 

“Si sumamos lo bueno y lo malo, seguimos enfrentando el problema de un crecimiento mundial que es demasiado bajo por demasiado tiempo en beneficio de demasiados pocos” fueron las palabras que utilizó Lagarde para sintetizar el cuadro económico global.

 

Pero como buena funcionaria del Fondo, no se podía privar de hacer recomendaciones de políticas a aplicar. La primera de ellas es no causar daño. Y volvió a apuntar contra el proteccionismo: “Si le diéramos la espalda al comercio ahora, estaríamos sofocando uno los principales motores de crecimiento, en un momento en que la economía mundial sigue necesitando noticias positivas”. Para el FMI la menor dinámica del comercio mundial es consecuencia de la desaceleración sincronizada de la actividad económica en casi todos los países del mundo.

 

“Al mismo tiempo, el reto, por supuesto, es lograr que los beneficios que reporte el comercio se distribuyan ampliamente y que aquellos que corran el riesgo de verse perjudicados reciban apoyo” sostuvo procurando hacer equilibrio. Está claro que hoy el principal problema de la economía es la falta de crecimiento. Para Lagarde, la respuesta para enfrentar el desafío depende de la realidad de cada país pero hay tres pilares insoslayables que debe coordinarse: las reformas estructurales, la política fiscal y la política monetaria. En materia fiscal, la demanda mayor es para aquellos países que están en mejor situación esn ese plano como Alemania, Canadá y Corea. Finalmente la directora gerente del Fondo Monetario resaltó otro elemento importante, y que a su juicio suele subestimarse, que es el de la cooperación o incluso coordinación en materia de políticas.

 

Y concluyó con una oferta: “El FMI puede ayudar a los países a identificar su margen de maniobra fiscal, sus anclas a mediano plazo y la secuencia en que deben proceder las reformas necesarias”. Claro que dados algunos antecedentes del organismo, a no todos los países les resulta atractivo recibir sus sugerencias.

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *