Llegó el iPhone 7 y la magia sigue intacta

El nuevo lanzamiento del dispositivo estrella de Apple muestra que ya nadie se acuerda de que alguna vez fue un teléfono. “Es el mejor jamás creado”, aseguró Tim Cook.

 

Es el mejor iPhone jamás creado, con un gran diseño”, dijo Tim Cook y renovó el espíritu que acompaña desde hace siete años cada nueva presentación del dispositivo estrella de Apple. No está muy claro si efectivamente es así, pero la marca de la manzanita –incluso sin Steve Jobs– logra todavía mantener la magia que impregna sus tan esperados lanzamientos.

 

El nuevo iPhone 7 no tiene grandes cambios de diseño y se centra principalmente en algunas cuestiones clave. La primera es convertirse en un dispositivo práctico y seguro, puerta de entrada a todos los servicios de la vida digital e integrado a la red de Internet de las cosas y a la automatización de los hogares.

 

Quizás muchos todavía no lo vean así y quieran tener en sus manos un simple smartphone. Los records de venta del iPhone SE –otro reciente lanzamiento de Apple– con un diseño más compacto, similar a otras ediciones, y un precio mas acomodado pueden satisfacer este deseo. Pero el camino del iPhone 7 parece ser otro.

 

El nuevo modelo pretende dejar de competir en la categoría de teléfono inteligente y volcarse a ser una parte del engranaje de otros dispositivos y servicios en la nube que están ganando de a poco un lugar en la experiencia de los usuarios digitales.

 

El segundo atractivo de este nuevo modelo hace foco en los fierros y avanza en prestaciones que recorren un camino en el que las nuevas tecnologías digitales asombran: una es la del sonido y quizás la más destacable sea la de la imagen y la fotografía, con mejoras de calidad que entusiasman hasta los más profesionales.

 

Es probable que el nuevo iPhone no logre mejorar la performance de sus antecesores. Hace dos trimestres que el gigante tecnológico registra disminución de sus ingresos, aunque en tres meses haya facturado US$ 42.400 millones, y logrado la venta de 40 millones de iPhone’s (uno por cada habitante argentino). Pero el dato que sostiene el recambio es que los únicos segmentos que empiezan a crecer son los de los servicios asociados: Apple Music, Apple Pay y AppleCare, entre otros.

 

Con estas aclaraciones resulta pertinente leer las novedades del iPhone7:

 

  • Tiene dos versiones, la tradicional con pantalla de 4,7 pulgadas y la Plus, con pantalla de 5,5 pulgadas.
  • El diseño de la carcasa es similar a la del iPhone 6, pero es una única pieza de aluminio, sin las rayas (de plástico) que habitualmente lo cruzan en la parte inferior y superior.
  • El nuevo modelo no tiene entrada de audio.
  • Esta era una de las novedades esperadas. En realidad, los iPhone’s no tienen más la tradicional entrada de audio, sino que el audio compartirá el puerto con el de la carga y los datos. Los parlantes, además, son estéreo. Esta última novedad –que limita las entradas– hace que el iPhone sea más hermético y que pueda ser resistente al agua y al polvo. Las cámaras tienen mejoras sensibles. No es sólo una cuestión de megapixeles: ambos modelos tienen 12 megapixeles, con un lente seis veces más rápido y un flash de cuatro LED’s para brindar 50% más de luz.
  • La cámara frontal cuenta con 7 megapixeles, una mejora respecto de los 5 megapixeles de su antecesor. El iPhone 7 de 4,7 pulgadas tiene estabilización óptica de imágenes y el modelo plus cuenta con dos cámaras traseras–un gran angular y un teleobjetivo– que al combinarse logran un efecto similar a los objetivos ópticos. La pantalla es 25% más brillante y tiene 3D touch integrado.
  • Con la proximidad del lanzamiento del nuevo sistema operativo iOS 10, Cook presentó Home- Kit, que es compatible con las aplicaciones para automatización de hogares.

 

 

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *