Leve cambio de tendencia en el empleo privado

 

El gobierno de Mauricio Macri intenta instalar la idea de que la transición entre su gestión y la anterior ya ha dejado atrás la parte más “dolorosa” y asegura que los cambios de tendencia son un hecho. En este sentido, mientras insiste en que la grave situación laboral se debe a un estancamiento en la generación de empleos proveniente de los últimos años del kirchnerismo se entusiasma con un horizonte próspero y asegura que la creación de nuevos puestos ya está en marcha. En los hechos, datos oficiales recientes muestran que en julio se incorporaron al mercado formal cerca de 4.000 trabajadores, lo que implica que el total del trabajo asalariado en empresas privadas creció 0,1%. La variación, si bien positiva, es mínima y todavía no alcanza para revertir el signo negativo de la comparación interanual, que en julio de este año cayó -1,4%.

 

“Excluyendo los componentes estacionales que afectan habitualmente al empleo registrado, se comprueba que julio es el mes de mayor expansión del trabajo asalariado formal de los últimos 11 meses. En efecto, en términos desestacionalizados se advierte que durante este mes cerca de 8.000 trabajadores se incorporaron a puestos de trabajo formales en empresas privadas”, destacaron desde el Ministerio de Trabajo, y agregaron que “es necesario remontarse a agosto de 2015 para encontrar un volumen de creación similar de trabajo registrado”.

 

destacado-empleo

El Sistema Integrado de Previsión Argentino (SIPA) –que registra las altas y bajas de trabajadores en la AFIP– señaló en julio la existencia de 6,1 millones de trabajadores privados formales en el país. En la comparación con el mismo mes del año anterior, se advierte una contracción neta de cerca de 90.000 asalariados, lo cual implica una reducción anual de 1,4%. La reducción se encuentra vinculada a la caída del nivel de actividad en la construcción, que explica el 70% de la reducción observada (representa 62.400 bajas de un total de 90.000 trabajadores menos). El ministro de Interior, Rogelio Frigerio, señaló la semana pasada que en agosto se crearon 5.000 nuevos empleos en la construcción, número que, de ser correcto, debería verse reflejado en los datos del SIPA que se presentarán el mes que viene.

 

Por otro lado, el análisis del empleo registrado privado por rama de actividad, en la serie desestacionalizada, muestra que en julio 12 de los 14 sectores contemplados incrementaron la cantidad de trabajadores formales. Dos sectores explican más del 80% de la expansión total del trabajo registrado son Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (4.600 trabajadores incorporados en julio) y Comercio (casi 2.000 trabajadores nuevos). En contraposición, los dos sectores que redujeron el nivel de empleo en julio fueron Industria Manufacturera (2.900 trabajadores menos en un mes) y Explotación de minas y canteras (300 asalariados menos).

 

En tanto, en la comparación interanual, entre los sectores que verificaron mayor crecimiento se encuentran Comercio (9.600 trabajadores más), Servicios sociales y de salud (9.500) y Enseñanza (6.800).

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *